Gaetano Pandolfo

Gaetano Pandolfo

Enviar
Viernes 5 Julio, 2013

Reanudar después de muchos años el Torneo de Copa fue un acierto de la Unafut.
Lo que sucede es que la competencia quedó atravesada dentro de otros eventos como la pretemporada, los fogueos internacionales de los clubes y la Copa Oro, circunstancia que obligó a los cuerpos técnicos a repartir sus nóminas entre todos los torneos.
Hay que aceptar entonces que eso le resta brillantez a la Copa, porque precisamente los clubes grandes son los que aportan más jugadores a la Selección y los que afrontan compromisos de pretemporada fuera del país. Lo vemos actualmente con el Alajuelense, que tiene tres jugadores en Copa Oro, su equipo estelar se encuentra en México y debe hacer frente a la Copa con una formación alternativa y limitada.
Esto obliga a la Unafut a planificar la Copa del año siguiente con una calendarización más adecuada y menos comprometida para los equipos.
El Torneo de Copa no debe morir en el intento, todo lo contrario debe ser revalorado, reforzado y editado en un calendario que perfectamente se puede alternar con el del campeonato mayor.
Los medios de comunicación nos anuncian la fiesta deportiva que se vive en localidades como Nicoya, Jacó, Pérez Zeledón, por la visita de clubes como Saprissa, Herediano y la reanudación de los derbys locales. Todo esto es positivo para el fútbol costarricense. Incluso la confrontación entre la UCR, recién ascendida a la primera división y el Alajuelense, por más limitado que esté, llama la atención y ya verán que tendrá una muy buena concurrencia.
Existe expectación por mirar a los celestes y a sus nuevas adquisiciones e incluso los seguidores de la Liga sienten curiosidad por ver al “Pato” López, dirigiéndola en ese compromiso.
Es bueno aclarar que el Torneo de Copa Banco es organizado, planificado y supervisado exclusivamente por la Unafut, que es el ente que controlará las recaudaciones. Es decir que si este fin de semana se produce un llenazo en los estadios de Nicoya y Jacó por las visitas de Saprissa y Herediano, toda la recaudación es para la Unafut y a lo que pueden acceder los equipos es a los premios millonarios que se han asignado depende lo que avancen en la clasificación.
Apoyamos el “experimento” y simplemente que la Unafut trate de que la segunda edición de la Copa, no quede tan atravesada en el calendario como esta primera.

[email protected]