Susana Ruiz

Enviar
Martes 18 Junio, 2013

Para ir a Brasil da lo mismo quedar de primero que de tercero en la hexagonal.
Así que no nos hagamos bolas.
El tercer puesto tiene idéntico valor que el primero porque a la hora del sorteo, las bolitas calientes, tibias y frías de doña FIFA van a las tómbolas con igual valor.
Entonces, apoyamos a quienes opinan que para los intereses de Costa Rica en la hexagonal, es mejor que Estados Unidos se fugue en la cima y Honduras se estanque en el cuarto lugar. En otras palabras, conviene más una victoria de Estados Unidos hoy ante los catrachos, siempre y cuando Costa Rica derrote a Panamá.
Si se presentan este par de victorias, se completaría la jornada seis de la hexagonal y quedarían los estadounidenses solitarios en la cima con 13 puntos, Costa Rica segunda con 11, México 8 y Honduras 7. Aritméticamente es un escenario muy valioso para el equipo Nacional.
¿Que Estados Unidos amarra la clasificación?
¡Qué importa!
Quedan otros dos espacios con la Sele en ventaja para conquistarlo, pues le mete a México tres puntos y recibe en el país a estadounidenses y mexicanos.
Este dibujo es más beneficioso para los intereses nacionales que una victoria de Honduras en el Tío Sam, que complicaría más las cosas, a pesar de que, si se combina el triunfo catracho con la victoria tica, sería Costa Rica el líder de la hexagonal.
Me agrada más Estados Unidos con 13 puntos, Costa Rica 11, México 8 y Honduras 7, que Estados Unidos y Honduras con 10 puntos cada uno, Costa Rica 11 y México 8. Cuestión de gustos e interpretaciones.
En este juego aritmético damos por descontado el triunfo de la Tricolor esta noche, olvidando que los partidos hay que jugarlos para ganarlos. No crean entonces, ni por asomo que estamos seguros de la victoria nacional. Todo lo contrario, nos parece que Panamá va a resultar un rival complicado, que incluso es probable que rompa la larga virginidad en el marco de Keylor Navas, lo que obligará al equipo de Jorge Luis Pinto a redoblar esfuerzos para lograr el triunfo.
Los canaleros se están jugando quizá la última carta para no abandonar la pelea por la clasificación; su técnico Julio César Dely Valdez sabe que si pierde se desprende de los cuatro punteros y se convierte en el más firme candidato para acompañar a Jamaica en la descalificación.
Entonces, un equipo como Panamá, tan explosivo y veloz y jugando al borde del nocaut, resultará en extremo peligroso.

[email protected]