Gaetano Pandolfo

Gaetano Pandolfo

Enviar
Jueves 21 Marzo, 2013

Gracias a que los dos partidos eliminatorios de la Selección Nacional se juegan mañana y el próximo martes, todavía se publican en los medios de comunicación deportivos, los nombres y conquistas de los mejores deportistas costarricenses en los Juegos Centroamericanos.
Entonces, ya pasaron los tres días de rigor en que los ticos hacemos escándalos positivos y negativos de sucesos que conmueven a la sociedad, pero ya verán que al final de la próxima semana, se dejará de hablar de Tarik, Mitibian, Reyna, Porras, Piedra, Yepes y demás atletas consagrados en las inolvidables justas del área.
En su momento, los periodistas deportivos de prensa, radio y televisión descuartizamos a la selección nacional de fútbol que fue eliminada en la final de los Juegos y perdió la medalla de oro ante Honduras.
¡Qué ridículo hicieron los “chineados” del deporte nacional!
La prensa los trituró y de seguido hizo mención del éxito de la delegación nacional en la mayoría de las demás disciplinas.
Se vanagloriaron los colegas de los logros de decenas de deportistas que trabajan y se sacrifican a la sombra del fútbol, acaparador de intereses, titulares y portadas, pero ninguno prometió un cambio radical en el cauce de la futura información.
¡Qué pena con nuestro fútbol; qué vergüenza con nuestro fútbol; que ridículo hizo nuestro fútbol!
Dejen que transcurran un par de semanas; esperen a que termine el juego de mañana en Denver y venga el del martes en el Estadio Nacional y verán que nadie volverá a mencionar ni por asomo, los nombres de los atletas que se llenaron de honor y gloria en las justas centroamericanas.
Los Juegos Centroamericanos dejaron muchas lecciones positivas; la principal, que cuando el Estado invierte en deporte, recoge los frutos.
Fue hasta este año, como consecuencia de ser sede de los Juegos, que Costa Rica hizo una inversión pequeña de $4 millones y rápidamente llegó la cosecha de medallas.
Ahora, la lección negativa ya está a disposición de todos.
Los Navas, Oviedo, Bryan, Campbell, Miller, Gamboa, Barrantes, Bolaños, Saborío, tapan y borran lamentablemente los nombres de nuestras estrellas centroamericanas. Urge entonces que los periodistas deportivos aprendamos la lección y cambiemos radicalmente la hoja de ruta de la información deportiva en nuestro país.

[email protected]