Gaetano Pandolfo

Gaetano Pandolfo

Enviar
Sábado 2 Marzo, 2013

El nocaut a Hanna Gabriels fue el tercer golpe al mentón que sufrió el deporte costarricense en esta aciaga semana.
Primero la eliminación de la Sub 20 en el premundial; segundo la cancelación de la sede del Mundial Femenino Sub 17 y tercero, el K.O a Hanna y la consecuente pérdida del título mundial.
Como vemos, fueron tres fracasos de índole mundial que desnudaron ante el mundo, valga la redundancia, la pobreza deportiva de esta Costa Rica, abandonada a su suerte y muy específicamente por este gobierno, en una área (la deportiva) a la que debería dársele mucho más empeño y atención.
Recordemos que doña Laura mandó al carajo al equipo interdisciplinario de serios profesionales que trabajaron junto a los chinos en la construcción del nuevo Estadio Nacional, para colocar a doña “Liberticia” al mando del deporte costarricense y de ahí hasta la fecha.
¡Derrumbe total!
Los dirigentes del Comité Olímpico aprovechan el mínimo espacio en los medios de comunicación, para anunciarnos que en los Juegos Centroamericanos que se inauguran este domingo, Costa Rica, país anfitrión, va a ocupar el tercer lugar, debajo de Guatemala y El Salvador, porque “eso dicta la lógica”.
Los que estamos metidos en el deporte, en nuestro caso, el periodismo, sabemos que chapines y cuscatlecos nos llevan caballo, pero lo que dictaba la lógica, “la otra”, era que el Gobierno de turno hiciera un esfuerzo monumental e inyectara al deporte de dólares, para aprovechar el ser sede y lucirnos en el deporte de la zona.
Ya se nos informó que algunos deportistas de alto rendimiento de nuestro país, no competirán en las justas del área por equis, ye o zeta motivos, justificados o injustificados, pero es cierto que no verán acción.
Y se cerró la semana con otra “gran noticia”; la Liga y otros siete clubes rechazaron jugar un solo campeonato; seguiremos con los dos torneos cortos. Debajo de la mesa se comentó que los dirigentes manudos prefieren “los cortos” en lugar de los “largos” (y no estamos hablando de pantalones) porque así tienen más chance de alcanzar al Saprissa en títulos obtenidos.
¡Apague y vámonos!
Esto es Costa Rica, en política, en fútbol, en educación.
Sobrevivimos o medio respiramos hundidos en un mar de mediocridad que asfixia y sin embargo, queda ese increíble espacio para que nuestros compatriotas caminen felices de la vida.

[email protected]