Gaetano Pandolfo

Gaetano Pandolfo

Enviar
Martes 19 Febrero, 2013

En muchas ocasiones sonrío socarronamente cuando presencio, escucho o leo las encendidas polémicas que tratan de ubicar al fútbol de Jorge Luis Pinto como defensivo.
Me pregunto cómo practicar un fútbol ofensivo si los planteamientos tácticos modernos, que buscan exclusivamente la supervivencia de los directores técnicos en detrimento del buen espectáculo, han reducido los esquemas del 99,9% de los equipos de fútbol, con excepción del Barcelona de España, a jugar con un solo delantero.
La evolución, que más bien debería llamarse el retroceso del fútbol como espectáculo, se engendra en las variantes tácticas tan comentadas, que dieron paso a las formaciones donde se prioriza la defensa que el ataque. Pasar del 3-2-5 de los años 50 al 4-3-2-1 de hoy, si la matemática no se equivoca, indica que los entrenadores han desaparecido de sus alineaciones a cuatro atacantes, para poner hoy, solo a uno, de manera que solo puede provocar risa, hablar de un sistema superdefensivo en la Selección Nacional, si es lo que priva en el planeta fútbol de hoy.
Jorge Luis Pinto es tan defensivo, como lo es el 99,9% de sus colegas en todo el universo, básicamente porque así se juega ahora al fútbol.
Escuché a don Jorge en un debate en La Nación, hablando bellezas del Manchester United y cómo le aguantó al Real Madrid el empate en el Santiago Bernabéu. “Fue un partidazo táctico el del equipo inglés”, dijo el colombiano.
A este fraile, todo lo contrario, le causó decepción la presentación del Manchester, porque lo comparé con aquellos diablos rojos de una década atrás, verdaderos demonios en una cancha y siempre dirigidos por Alex Ferguson.
Mirar a un goleador de la estirpe de Wayne Rooney jugar todo el partido en Madrid prácticamente como volante de contención y a Robin Van Persie, solitario en ataque, jugando al error del rival o en procura de algún contraataque, me dejó esa ingrata sensación de frustración e impotencia que es la misma que señalan en Costa Rica los detractores de don Jorge Luis.
Entonces, como defensor del trabajo de Pinto, hace rato me di cuenta de que la forma de jugar al fútbol cambió por completo en el mundo; impera lo feo que lo bonito, pero llamamos la atención para que alguno me explique, cómo no ser defensivo, si solo se alinea a un atacante, llámese Costa Rica o Manchester United.

[email protected]