Gaetano Pandolfo

Gaetano Pandolfo

Enviar
Jueves 14 Febrero, 2013

Fanático que soy de los Indios de Cleveland, todos los días entro a su página para leer las novedades de la pretemporada y el lunes casi me caigo de la silla.
La gerencia sorprendió al mundo del béisbol cuando anunció la firma de uno de los agentes libres disponibles más cotizados: el jardinero central Michael Bourn, que se suponía iría a un club de alto poder económico.
La Tribu lo firmó por cuatro temporadas y $48 millones, sumas inusuales en un equipo de mercado pequeño, que ya había dado voz de alerta cuando fichó al carismático Nick Swisher, también por cuatro temporadas y $56 millones.
Algo grandioso está sucediendo con los Indios que tienen locos a sus fanáticos, porque después del desplome en la segunda parte de la campaña anterior, cuando en agosto ganaron cuatro partidos y perdieron 24, sus propietarios abrieron la billetera y el equipo se ha movido de lo lindo en la temporada baja.
La contratación de alto perfil de Terry Francona como “mánager”, luego Swisher y ahora Bourn, dan forma a una
larga lista de valiosas transacciones.
La Tribu, tradicionalmente carente de dinero, repartió $104 millones solo entre Swisher y Bourn, pero también fichó a otros jugadores de peso y jóvenes de talento, entre ellos el primera base Mark Reynolds, el lanzador Brett Myers, el jardinero Drew Stubbs, el lanzador prospecto Trevor Bauer seleccionado entre los diez mejores talentos en la Gran Carpa el año anterior y los relevistas Matt Albers y Bryan Shaw.
También los Indios firmaron al veterano Jason Giambi a un contrato de liga menor y lo mismo hicieron con los lanzadores Scott Kazmir, Matt Capps y Daisuke Matsuzaka, quien fuera abridor estelar de Boston hace solo dos temporadas.
Ofensivamente, Bourn de 30 años de edad, aporta velocidad y versatilidad a la mesa. Él asumirá las riendas como primer bate de Cleveland después de golpear .274, nueve jonrones, 26 dobles, diez triples, 42 bases robadas, 57 carreras impulsadas, 70 bases por bolas para Atlanta.
Gran parte del valor de Bourn también está relacionado con su defensa estelar. La temporada pasada, Bourn tuvo las mejores marcas como jardinero central, ha sido Guante de Oro y fue al Juego de Estrellas.
Entre Bourn, Stubbs y el segunda base Jason Kipnis, los indígenas ahora cuentan con tres jugadores capaces de robar más de 30 bases.
¡Desde luego que estoy ilusionado!

[email protected]