Logo La República

Jueves, 28 de octubre de 2021



NOTA DE TANO


Nota de Tano

Gaetano Pandolfo gpandolfo@larepublica.net | Viernes 18 enero, 2013

Gaetano Pandolfo

Que el partido inaugural del Mundial de Fútbol 2006 lo jugara Alemania con Costa Rica, no extrañó a nadie en el planeta fútbol.

El equipo anfitrión iniciaba la competencia contra uno de los rivales más flojos, como se estila en todas partes del mundo cuando el equipo casa, por razones económicas y en este caso, futbolísticas, se acomoda el calendario a su antojo y conveniencia para sobrevivir en el evento y avanzar lo más que se pueda.

Resulta catastrófico en cualquier disciplina deportiva que el anfitrión sea eliminado en las primeras de cambio porque es posible que se derrumbe la competencia económicamente.

Desde luego que se han presentado excepciones a esta “lógica” costumbre y en diferentes torneos no se ha dado el acomodamiento en los calendarios, pero son menores.

Por eso es que esta noche juega Costa Rica frente a Belice y el próximo domingo, la Tricolor ante Nicaragua. La organización se acomodó el calendario y sentimos que se sobrepasó en sus intenciones. Meter en el grupo de Costa Rica a las dos selecciones más débiles de las que participan es un arma de doble filo para nuestro seleccionado, porque de poco o nada le va a servir el torneo como fogueo para la eliminatoria a Brasil, enfrentando a los más queques.

Se pueden dar, sobre todo en la primera etapa resultados fantasiosos y engañosos, que le pueden complicar a Jorge Luis Pinto la clasificación a la hora de la verdad, por estar jugando de casita en los previos.

Si la Selección Nacional deseaba conocer su verdadero nivel a menos de un mes de enfrentar a Panamá en el arranque de la eliminatoria, le hubiera servido más como parámetro y medición de capacidad, haber enfrentado a los canaleros en el mismo grupo y dejar a Belice o a Nicaragua en el otro.

Estamos claros de que los seleccionados acuden a la cita de UNCAF sin sus mejores futbolistas, de manera que los resultados que se den en competencia tampoco serán de gran valía para medir fortalezas y debilidades de los equipos, pero desde que conocimos la integración de los grupos, nos pareció un exceso de comodidad de parte de la organización, ubicar a Costa Rica en uno tan fácil, que puede provocar un terremoto a lo interno del seleccionado, en caso de sumar resultados negativos frente a beliceños y pinoleros, pero por otra parte, poco se gana en cuanto a fogueo, si los aplastamos.


NOTAS ANTERIORES








© 2021 Republica Media Group todos los derechos reservados.