Logo La República

Miércoles, 30 de septiembre de 2020



NOTA DE TANO


Nota de Tano

Gaetano Pandolfo [email protected] | Sábado 15 diciembre, 2012


Josh Hamilton, el agente libre más codiciado en el mercado de piernas de las Grandes Ligas, ya no tendrá ningún problema para cancelar el recibo de la luz.
El pasado jueves firmó un contrato de $125 millones por cinco temporadas con los Angelinos de Los Angeles, de manera que el jonronero, que jugó las últimas campañas para los Vigilantes de Texas, acérrimos rivales de los Angelinos en la División Oeste de la Liga Americana, se embolsará $25 millones anuales, en esta locura en que se ha convertido la industria del deporte profesional.
El alboroto no es nuevo para los “fans” de los Angelinos; hace casi un año, esta misma franquicia estremeció el mundo de la Gran Carpa cuando firmó igualmente al agente libre más cotizado en ese momento: Albert Pujols, que decidió abandonar su nido con los Pájaros Rojos de San Luis, su equipo de toda la vida, por la módica suma de $240 millones en diez temporadas.
Junto a Pujols, la novena de Los Angeles firmó en aquella oportunidad al lanzador C.J. Wilson por $77,5 millones y pese a este par de fichajes estrellas, la novena se desplomó en la campaña y ni siquiera llegó a la postemporada.
Hamilton de 31 años fue seleccionado como el jugador más valioso de la temporada 2010 y con sus jonrones y carreras impulsadas ayudó a los Vigilantes a estar presentes en el Clásico de Otoño, la Serie Mundial en ese año y el siguiente.
El jardinero izquierdo o central batea de por vida .304 y el año pasado la sacó del parque en 43 ocasiones y empujó la friolera de 104 carreras. Hamilton ha tenido problemas con el consumo de diferentes drogas y este es el punto oscuro de su carrera.
Otros fichajes relevantes de esta semana fueron el ya publicitado del lanzador Zack Greinke por los Dodgers de Los Angeles, seis temporadas y $147 millones; el jueves los Yanquis de Nueva York ficharon al antesalista Kevin Youkilis, otrora su terrible enemigo jugando para Boston, pero que viene de los Medias Blancas; los Indios de Cleveland enviaron a los Rojos a su mejor bateador, el coreano Shin-Soo Choo y ayer se anunció que el lanzador venezolano, Aníbal Sánchez, otra pieza codiciada del mercado de agentes libres, decidió quedarse con los Tigres de Detroit con un contrato de $80 millones por cinco temporadas.
Con estas firmas de valiosos agentes libres se va aclarando el panorama en las Grandes Ligas y se esperan nuevos sismos antes de la Navidad.

[email protected]

 

NOTAS ANTERIORES


¡Vive y requetevive; Cartago vive!

Viernes 25 septiembre, 2020

El gol en el desayuno de Andy Reyes, abrió la ruta de la goleada







© 2020 Republica Media Group todos los derechos reservados.