Gaetano Pandolfo

Gaetano Pandolfo

Enviar
Martes 8 Septiembre, 2009



En 48 horas es complicado solucionar las cosas.
Tocamos fondo y ahora dependemos de los jugadores.
Pareciera que no hay tiempo para revoluciones; ni tácticas, ni técnicas.
Pero, si Rodrigo Kenton decide valiente y honestamente aprender de los errores, sobre todo los suyos, que los ha cometido a partir de la Copa Oro a montones, debería ordenar algunos ajustes para fortalecer la defensa y “aprovechando” la ausencia de Alvaro Saborío, darle otra cara al ataque.
Los contraataques letales de la selección mexicana dejaron, no en paños menores, sino chingos, a la retaguardia costarricense.
Ya que estamos contra las cuerdas… ¿por qué no probar jugar ante El Salvador con líbero?
Un hombre parado detrás de los dos centrales, quizá habría evitado los dos últimos goles de México; cuando Dos Santos rompió la marca desesperada de Junior y Umaña y quedó cara a cara contra Keylor Navas. Esto se evita con un hombre atrás.
Y, juegue con carrileros; ponga a correr, aunque sea a lo loco a Pablo Herrera por la derecha y a Esteban Sirias por la izquierda, para que los costarricenses por lo menos sintamos algo de emoción. El ratito que jugó Sirias contra México resultó agradable y positivo y algo aportó en ofensiva.
Al fútbol de Costa Rica le va más la línea de tres, con carrileros, que línea de cuatro y en esto lleva razón Medford.
Seleccione a tres, entre Umaña, Delgado, Giancarlo, Villalobos Chan, Marshall, Mora, ubique un líbero y cámbiele la cara a la defensa.
Y, deles chance a los futbolistas que llamó y no han tenido oportunidad de volar; no se puede jugar al pelotazo: el fútbol tiene que pasar por la mitad del campo: el fútbol es asociación; entonces, la ausencia obligada de Saborío le da la oportunidad de meterles velocidad también a la medular y al ataque y si junta a Herrera y a Sirias, con Sunsing, Cristian Bolaños y Bryan Ruiz puede lograrlo.
La Selección Nacional está atorada, está trabada, está enclochada; no se gana nada si se mantiene el sistema que fue un fracaso contra Honduras y México y por ejemplo, Cachorro suple a Sabo y punto.
Estamos a punto de morir ahogados; don Rodrigo; anímese; lance al mar los salvavidas y métale velocidad a la formación.
Refresque ese equipo; cámbiele el rostro; no tema alinear a jugadores que no arrastran los últimos fracasos y que están mentalmente más frescos.

[email protected]