Gaetano Pandolfo

Gaetano Pandolfo

Enviar
Sábado 5 Septiembre, 2009



En la hexagonal de la Concacaf, para tener posibilidades de clasificar al Mundial en Sudáfrica, hay que ganar todos los partidos en casa (15 puntos) y capturar cuatro unidades en el extranjero (ya Costa Rica atrapó tres en Trinidad y Tobago).
Entonces, a pesar de todo el entorno caliente que se ha construido alrededor del partido de esta noche, lo cierto es que solo Costa Rica ha cumplido con lo presupuestado: ganar en casa y pellizcar victoria afuera, de manera que si se sigue el trámite, debe vencer a México hoy y tratar de sumar mínimo una unidad en El Salvador el próximo miércoles.
Pero, y esto es muy interesante en lo aritmético, se pueden dar las cosas al revés y que la tricolor empate con México y venza a los cuscatlecos en su patio, resultado que podría abrirse un poco, si los salvadoreños caen el sábado con Estados Unidos y llegan a su patria virtualmente eliminados.
Ahora, las estadísticas no nos favorecen contra México… ¡cómo nos cuesta ganarles!
Desde los años 50 mantienen una superioridad futbolística y mental sobre los jugadores costarricenses, que incluso, no se quebró con y después del Aztecazo. La victoria del seleccionado de Guimaraes en México, única que han aceptado los anfitriones en eliminatoria mundialista en ese escenario, no marcó un antes y un después. Tras ella, México retomó su dominio en los resultados frente a los costarricenses.
Este marco de antecedentes los favorece para la nueva edición del clásico de Concacaf, de manera que, solo con una estrategia táctica bien planificada por el cuerpo técnico y lo que hemos dado en llamar una alineación repleta de talento y fantasía, podría volcar la balanza a favor de los locales.
La interrogante es ubicar ese talento y fantasía… ¿de dónde lo agarramos?
Parecen tenerlo jugadores como Marshall, Alonso, Celso, Sirias, Bryan, Sunsing, Bolaños, Ledezma, Granados, pero no todos van a jugar. Rodrigo Kenton no quiere hacer “mucho loco” y va a formar con un equipo que ha sido base en la hexagonal y la Copa Oro, excepto Walter Centeno, descartado para el juego de hoy.
De hecho, Carlos Johnson por Wallace, Oviedo por Centeno y Ruiz en lugar de Herron suenan como las variantes más sonadas de una alineación en la que repetirán Navas o González; Delgado, Umaña, Junior, Celso, Alonso, Sirias y Saborío.
Línea de cuatro y volante de marca, sumado al portero, son seis hombres en posición defensiva; con Saborío arriba sobra decir que la balanza, para que se incline del lado tricolor, tendrá que recibir el aporte de “los fantasiosos” de la alineación: Armando, Celso, Sirias y Ruiz; un buen partido de este cuarteto resultará básico para un triunfo local, ya que son ellos los futbolistas que, como afirma Javier Aguirre, pueden aportarle al juego “los detalles” que coordinan la victoria.

[email protected]