Gaetano Pandolfo

Gaetano Pandolfo

Enviar
Martes 19 Febrero, 2008

Nota de Tano

Gaetano Pandolfo
[email protected]

Los octavos de final de la Champions abren sus páginas hoy y mañana miércoles con un partido que revuelca las venas entre el Arsenal inglés de Arsene Wenger y el Milán de Carlitos Ancelotti, despedido de su cargo por decenas de analistas del fútbol europeo en vaticinio errado.
El empleado preferido de “El Caimán” como se le conoce al propietario del Milán, Silvio Berlusconi, se ha mantenido firme en su cargo, máxime con la conquista del máximo título a nivel de clubes en el Viejo Continente, que ahora toca defender contra el vertiginoso club inglés.
Otro duelo que llama la atención pone cara a cara a la Roma contra Real Madrid y también a la oncena de la ciudad cuna de los Beatles, el Liverpool de Rafa Benítez, contra el indiscutible líder del calcio, el Inter de Milán y su constelación de estrellas suramericanas, ahora con la máxima figura futbolística de Concacaf, el catracho Nicolás Suazo, autor de los dos goles con que el Inter despachó el pasado sábado al Livorno.
El Arsenal, líder de la Liga inglesa, sueña con la corona continental desde hace unos años. Liderado por el español Cesc Fábregas, es un aspirante al éxito.
Le espera el vigente campeón, el equipo que persigue al Real Madrid en el palmarés de la competencia de clubes más prestigiosa y que se maneja como pocos en este torneo. El Milán avanza a trompicones por la Liga italiana, pero Europa es un territorio que domina con solvencia.
El Real Madrid, rey del torneo con nueve títulos y líder de la Liga española, tiene un compromiso complicado por delante. El equipo de Bernd Schuster tendrá que enfrentarse al Roma de Luciano Spalletti, el equipo que mejor juega al fútbol en Italia.
El Liverpool recibirá hoy al Inter muy presionado. El sábado cayó eliminado en la Copa de Inglaterra en Anfield ante un equipo de la segunda categoría del fútbol inglés, el Barnsley, que le ganó por 1-2.
El Inter parte como favorito. El equipo de Roberto Mancini no enamora con su juego, ni mucho menos, pero domina con una autoridad aplastante la Liga italiana y batirle es una misión complicada.
Finalmente, Chelsea, Barcelona y Manchester United no deberían tener demasiados problemas para alcanzar los cuartos de final. El equipo londinense viaja a Grecia para disputar el primer asalto de su eliminatoria frente al Olympiacos; el Barcelona, con la duda del camerunés Samuel Eto’o, visita Glasgow para jugar contra el Celtic; y el equipo de Alex Ferguson también jugará fuera, ante el Lyon.
El Sevilla, que se estrena en la Champions, tuvo suerte en el sorteo. Evitó a los grandes y se jugará el pase frente al Fenerbahce de Roberto Carlos, al que visitará en la ida.
En Genselkirchen, el Schalke y el Oporto dirimirán el primer asalto de una eliminatoria de pronóstico incierto. Lo que está claro es que Alemania o Portugal se quedarán sin representación en la Liga de Campeones en esta fase.