Gaetano Pandolfo

Gaetano Pandolfo

Enviar
Miércoles 23 Enero, 2008

Nota de Tano

Gaetano Pandolfo
[email protected]

Enrique “Quique” Vásquez es un tipo honesto y muy frontal.
Siempre que acudió como emergente a la dirección técnica de su querida Liga Deportiva Alajuelense, de donde lo “renunciaron” por la puerta de atrás, habló con verdad.
No me canso de reeditar la historia; el día que los entrenadores de la primera división del fútbol costarricense, los que hoy trabajan y los cesados y ni que decir del técnico de la Selección Nacional, Hernán Medford, hablen después de cada partido de sus equipos y sin importar el resultado con la verdad, como lo hace siempre Javier Aguirre en España y el propio Enrique Vásquez, una parte fundamental para el desarrollo del fútbol nacional extracancha, empezaría a funcionar.
Apenas en su primer y único partido como técnico de Puntarenas y luego de empatar de visita en el Fello Meza con el Cartaginés, resultado para nada indecoroso, Quique Vázques dijo esto a la prensa: “nuestro juego no fue claro, con entrega y lucha no se ganan los partidos. Necesitamos mucho más trabajo. Mi equipo no mostró actitud”. Como vemos, cero justificaciones al mal desempeño de su equipo.
En cambio, vamos a reproducir las declaraciones del nuevo entrenador del Cartaginés, el argentino, Juan Blanco, después de las dos primeras presentaciones de los brumosos en el campeonato, bajo su batuta.
Luego de la aparatosa derrota ante Brujas 3-1, el timonel de la Vieja Metrópoli expresó: “tres distracciones nos costaron los tres goles y en el fútbol no te podés descuidar. Por eso perdimos. Ellos (Brujas) no fueron superiores a nosotros, porque el Cartaginés fue el que hizo el gasto y tuvimos para empatar el partido. Si lo hubiésemos logrado (el empate), estoy seguro de que habríamos ganado. Hicimos bastante bien las cosas, no creo que estuviéramos flojos. La actitud del equipo me gustó mucho porque siempre quiso remontar; por eso salgo satisfecho”.
En la segunda jornada y después de que el Cartaginés se quedó en blanco ante el Puerto en el Fello Meza, el discurso del técnico argentino no varió. Leamos.
“No me siento insatisfecho; el equipo está creciendo en entrega y dinamismo. Merecimos ganar.
Prometo trabajo y honestidad; el plantel está muy unido y si seguimos corrigiendo errores es difícil que nos dobleguen. Hemos corregido errores defensivos, pero fallamos en la definición y eso nos complica”.
Declaraciones como estas de Blanco hunden a los equipos porque no se confronta la realidad y se evade la verdad. Esto es de fatales consecuencias al final de la ruta, cuando ya no hay tiempo de devolverse a corregir errores.
Por lo que afirma don Luis, si Cartaginés le empata 2-2 a Brujas el partido, se lo gana y también mereció ganarle a Puntarenas. De manera que los brumosos, según su entrenador, deberían sumar seis puntos en lugar de uno. Estas falsedades, conducen al inf…perdón, al descenso.