Gaetano Pandolfo

Gaetano Pandolfo

Enviar
Lunes 3 Diciembre, 2007

Nota de Tano

Gaetano Pandolfo

Jorge Nery Carvajal no ha parado ni medio minuto de trabajar. No crean que lo hace preparando la agenda de la próxima reunión del Comité Olímpico Nacional, que no sesiona desde hace ocho meses; no, ese trabajo por ahora a él no le interesa.
Con una mayoría del CON hoy en su contra, no le conviene convocar a sesión; más bien, nos cuentan que Nery está dispuesto a regalar a Silvia González, Rodrigo Vargas y Rónald Bolaños, integrantes de ese ente que lo adversan, una tienda de campaña para que acampen en los bellos jardines de la residencia en Coronado, en espera de la convocatoria.
Además, el escudero de Carvajal Castro, Adrián Pearson, secretario general del CON, rechazó la convocatoria a Asamblea sin dar razones para hacerlo.
La rechazó y punto.
Los demás, que callen.
Agreguemos que la acusación que presentó un ex funcionario del CON contra Jorge Nery por supuestos hechos anómalos en su función, puede llevarse en la justicia pronta y cumplida de este país, un par de años. Quizá la notifiquen después de las olimpiadas de Pekín.
En estos días la Contraloría General de la República y el ICODER le ordenaron con plazo definido al Comité Olímpico, que devuelva ¢44 millones de un sobrante que se le giró en el 2006, de ¢144 millones, para la participación de Costa Rica en los Juegos de Cartagena.
Como el Comité Ejecutivo del CON no sesiona, se incumplen y se irrespetan esos plazos.
Jorge Nery está en uno de sus acostumbrados juegos; si convoca al Ejecutivo, se puede caer; no lo convoca y deja todo en el aire.
La pregunta que me hago es si con este proceder, el dirigente se burla de los atletas olímpicos o más bien hace mofa de Costa Rica como país, al irrespetar a la Contraloría y brincarse las decisiones del ICODER.
Pero que nadie crea que don Jorge está con los brazos cruzados; este astuto dirigente deportivo no ha dejado de mover hilos a su favor ni medio segundo. Quien lo crea estresado y abatido desde luego que no lo conoce.
La primera meta que se propuso Carvajal es romper el bloque de 36 federaciones, asociaciones y miembros permanentes del CON que hoy lo adversan. Necesita y le urge comprar el alma de cinco de esos representantes; si se quitan cinco de estos, don Nery se vuelve a “montar” sin apremio.
¿Cuál es el arma que está utilizando Jorge Nery, para que cinco de estos asambleístas se vuelquen?
Les está ofreciendo puestos relevantes en la delegación de Costa Rica a los Olímpicos en Pekín; en otras palabras, Carvajal solito, está formando la delegación de nuestro país a Shanghái, sin autorización ni acuerdos con nadie.
Nos aseguran que un miembro de nuestra Galería de Inmortales, adversario de Carvajal, fue tentado con un puesto técnico en ruta a Pekín y que entre cenas y almuerzos se está aflojando.
Ante este desmadre, amigos costarricenses, ¿usted y yo qué hacemos para evitarlo?

[email protected]