Gaetano Pandolfo

Gaetano Pandolfo

Enviar
Miércoles 28 Noviembre, 2007

Nota de Tano

Gaetano Pandolfo
[email protected]  

Calladitos y sin hablar con mucha gente, los carmelitas se han metido entre los grandes del Torneo Apertura o de Invierno.
Quien más ha reclamado la atención de los medios al trabajo del equipo, es su centro delantero David Diach, también recientemente convocado a la Selección Nacional por Hernán Medford. Decía el ariete que la prensa señaló a Carmelita como firme candidato al descenso, de manera que resulta interesante analizar a fondo las características de este equipo que, de esa candidatura negativa, saltó a los puestos de vanguardia en el certamen.
Como escribimos ayer, lo vimos jugar las dos últimas fechas contra Alajuelense y Herediano, dos equipos que se pueden topar en las instancias finales y con los que Carmelita no perdió, lo que nos permite un breve repaso al equipo de Mauricio Montero.
La portería luce firme y sólida con Kevin Stewart de titular y Nighel Drummond en la reserva. Kevin ha tenido una temporada de ensueño y ha formado como figura en los equipos ideales de los medios de comunicación en varias jornadas.
La zona central de la defensa tiene dos líderes, cada uno en su estilo; uno es el capitán, defensor técnico y con estilo, Omar Royero, y el otro es Alejandro González, curtido en varios clubes de la primera división, fuerte, durísimo, bravo, algo lento pero sabe anticipar, grande en el juego aéreo y mete goles. El del domingo pasado es uno más de una larga lista.
Con Carmelita juegan los chilillos Cordero, los hermanos Walter y Alejandro, de la misma escuela que González; zagueros a los que hay que pedirles permiso para pasar y que no le niegan “la pata” a nadie. El “Chunche” juega con líbero (Royero) y dos centrales.
Por los carriles defensivos, Carmelita está repleto de ingenio: cuenta con tres futbolistas de marca, Rigo Ramírez, Marcel Chavarría y Mauricio Mora y un polifuncional al que hemos considerado de los mejores laterales del fútbol nacional, ignorado por los técnicos de los grandes: nos referimos al puro colmillo Roy Ramírez.
Puede ser y solo digo que puede ser, que Carmelita tenga hoy al mejor volante de marca del país: Keylor Soto; obsérvenlo el próximo domingo ante Brujas.
De ahí para adelante, Carmelita arranca con puro talento en la construcción de sus ofensivas, en piernas de dos jóvenes virtuosos, Andrés Chávez y Orlando González, aporta también Anthony Calvo y como enlaces Alejandro Víquez (ojo con este hombre), Kendall Wilson y Esteban Santana.
Y cierran la formación dos jóvenes veteranos: Kervin Lacey y David Diach.
Es un equipo ordenado y completo; es rival de peligro porque los jugadores conocen su oficio, se la creen, saben que son buenos y con condiciones; el orden táctico que sostienen cuesta romperlo y como orientador de todo este talento, don Mauricio Montero: trabajador, respetuoso, callado, astuto, inteligente.
Nos encanta este Carmelita.