Gaetano Pandolfo

Gaetano Pandolfo

Enviar
Lunes 17 Septiembre, 2007

NOTA DE TANO

Gaetano Pandolfo

El Comité Olímpico Nacional (CON) tiene seis meses sin reunirse.
Ya está nombrado el jefe de la delegación costarricense a los Juegos Olímpicos en Pekín.
Se trata del directivo del CON, Ronald Bolaños, uno de los disidentes del grupo de Jorge Nery Carvajal.
El señor Bolaños no sabe absolutamente nada sobre las olimpiadas; lo escogieron como jefe cuando era afín a las decisiones de don Jorge Nery. Ahora que está en el otro sector, su líder lo tiene abandonado.
En Costa Rica nadie sabe absolutamente nada sobre las olimpiadas.
Por un lado atletas brillantes como Nery Brenes y Leonardo Chacón rompen sus marcas y logran los tiempos requeridos para asistir a las olimpiadas, totalmente ajenos al trajín del organismo que debe velar por sus intereses y seguir sus trayectorias.
¿Cómo puede suceder esto en un país como Costa Rica? O lo planteamos diferente.
Solo en Costa Rica suceden estas cosas.
¿Cómo puede un organismo como el CON dejar de sesionar medio año y que no suceda absolutamente nada?
Es urgente que el señor Presidente de la República don Oscar Arias, le envíe la famosa y publicitada carta al Comité Olímpico Internacional, no solicitando la intervención del CON, sino poniéndolo en autos sobre la situación actual de ese organismo.
Está acéfalo. Solo un directivo apoya al presidente.
De más de 30 asociaciones y federaciones deportivas, cerca de 25 pidieron su destitución.
El Gobierno rompió relaciones deportivas con ellos y no les girará dineros.
La Organización Deportiva Panamericana (ODEPA) recibió suficiente documentación de parte de los dirigentes del CON que se apartaron de la línea del jerarca, sobre anomalías administrativas y financieras en el ente.
Dicen que el presidente del CON viajó a México a buscar respaldo de la ODEPA y no se lo dieron. Tampoco lo van a molestar pero supuestamente le dijeron que se defendiera solo y aclarara los puntos en discordia.
El problema de fondo y es donde se involucra Costa Rica como nación, es que cuando lleguen las olimpiadas de Pekín y de nuevo los atletas costarricenses hagan el ridículo, no es la imagen del jerarca del olimpismo criollo la que se deteriora. Es la imagen del país la que se viene a pique y es esto lo que debe entender el presidente Arias para que se involucre en la crisis.
Costa Rica como pueblo tiene que manifestarse; reiteramos la necesidad de que cada tico con acceso a Internet, envíe un correo al Comité Olímpico Internacional (COI) a esta dirección: www.olympic.org y se pronuncie a favor o en contra de la permanencia de Carvajal en su puesto.
Si las afanosas hormiguitas están despedazando la reserva arqueológica de Guayabo, cada correo de un tico al COI puede corroer la coraza de Nery en el CON y ayudará a botarlo.

[email protected]