Gaetano Pandolfo

Gaetano Pandolfo

Enviar
Viernes 7 Septiembre, 2007

Nota de Tano

Gaetano Pandolfo

La crisis interna en el Club Sport Cartaginés es repetitiva, aunque en esta ocasión resaltó más temprano.
Apenas arrancando el campeonato asomó un nuevo problema en el primer equipo, tan viejo como insolucionable.
El problema en el Cartaginés más que futbolístico, es mental y con todo el dolor del alma pero con muchísimo respeto para sus dirigentes, socios, cuerpo técnico, amigos y jugadores, pasa por el hecho triste de que los futbolistas que por diferentes razones no pegan en los otros equipos, sobre todo si son de los llamados grandes, no les gusta, ni quieren jugar en el Cartaginés.
El caso más reciente fue el de Minor Díaz; recuerden que en su oportunidad, cuando la Liga lo quería soltar, ceder o vender a los brumosos, el ariete se opuso a ese traspaso, suponemos que esperanzado en lograr “algo mejor”. Este algo mejor no llegó y de pronto vimos a Minor uniformado de blanquiazul a pocos días de haber manifestado el no querer ser transferido a este club.
Díaz, aunque finalmente terminó en el Cartaginés, tuvo la valentía de afirmar que no deseaba ir a este equipo. Ténganlo por un hecho de que otros jugadores que hoy se visten con los colores brumosos, piensan lo mismo mas no se atreven a manifestarlo.
La señal que dio Max Sánchez, aunque falta de respeto y de profesionalismo hacia un club que lo firmó y le pagó su fichaje, igual es una alerta de lo que pueden estar deseando hacer otros jugadores en el mismo equipo, pero no se atreven a ejecutarlo por razones laborales.
El Cartaginés no gana por falta de nómina; su once titular y al menos cinco o seis de sus reservistas, están sobrados para que el club se apodere mínimo de la parte intermedia de la clasificación y luche por el tercer lugar de su grupo.
Estamos claros y conscientes de que el técnico Ronald Mora se quedó sin la cintura titular del equipo de la temporada anterior. Se fueron Armando Alonso, Berny Solórzano, José Francisco Alfaro, Paolo Jiménez y Esteban Sirias. Este es un golpe letal para cualquier formación, equipo y entrenador.
Sin embargo, a pesar de estas bajas, si se repasa la formación de los brumosos, sale un equipo poderoso, inteligente, obligado mínimo a derrotar o a convencer contra clubes de su mismo nivel o que en el papel, al menos, lucen inferiores.
Equipos como Carmelita, Santos, San Carlos, Pérez, Brujas y la Universidad de Costa Rica no deberían pasarle por encima al Cartaginés, tan fácilmente como lo hizo la UCR la fecha anterior.
Jugadores como Grant, Mahoney, Brenes, Calvo, Marín, Granados, Castro, Díaz, Jiménez, Segalla y otros son de muy buen nivel y si no reaccionan, estoy seguro que no es por falta de calidad en sus piernas, sino por falta de mensajes adecuados en sus mentes. Siendo este el problema, la verdad, no le vemos fácil solución.

[email protected]