Gaetano Pandolfo

Gaetano Pandolfo

Enviar
Jueves 6 Septiembre, 2007

Nota de Tano

Gaetano Pandolfo
[email protected]  

Fanático que soy de la selección de fútbol campeona del mundo, no deja de preocuparnos a sus miles de “tifosis” las notables ausencias en su férrea línea defensiva, lo mejor del fútbol italiano por tradición, de dos de sus baluartes: Alessandro Nesta, que decidió, al igual que el brillante mediocampista Francesco Totti renunciar a la “azurra”, y Marco Matterazzi, el mejor amigo de Zidane, quien se encuentra lesionado.
Italia enfrentará el sábado a Francia en Milán y luego jugará contra Ucrania el miércoles 12 en Kiev, partidos decisivos de la clasificación para la Eurocopa 2008.
Para suplir en parte a este par de puntales defensivos, el cuestionado técnico, Roberto Donadoni, volvió a convocar después de tres años de ausencia al veterano de la Roma, Christian Panucci, quien a sus 34 años de edad retorna a la “Nazionale” para formar pareja en el centro de la zaga con el capitán y mejor jugador de Europa, Fabio Cannavaro.
Panucci, un trotamundos del fútbol, ha desarrollado su carrera como lateral derecho en muchos equipos: Génova, Milán, Real Madrid, Inter, Chelsea, Mónaco y ahora Roma, pero dada la emergencia en la zona central de los monarcas del mundo, pasará a esa posición, con Oddo por la derecha y Zambrotta por la izquierda.
Gianluigi Buffón, para muchos el mejor portero del mundo, estará en la puerta; en la línea de volantes el insustituible Gattuso con De Rossi; Camoranesi y Perrota; el talentoso Andrea Pirlo de enganche y el goleador Pipo Inzaghi como único atacante, o en su lugar Luca Toni, que ahora juega en el Bayern de Múnich.
La Italia de Donadoni, quien recogió hace poco más de un año el testigo que le dejó Marcello Lippi, quien llevó a la selección italiana a la conquista de la Copa del Mundo, se juega en este par de partidos una buena parte de su clasificación a la Eurocopa.
Francia lidera el grupo B con dos puntos de ventaja sobre Italia y con tres sobre Escocia.
Sobre la convocatoria de Panucci, el entrenador expresó: “debo subrayar su absoluta disponibilidad, que es lo que pido a los que vienen a la selección. Panucci es un jugador dúctil, de gran calidad. Lo suyo debe servir de ejemplo, especialmente cuando se habla mucho en algunos círculos de desamor hacia la selección. Lo está realizando bien con el Roma en este inicio de campaña como central por necesidad del equipo y puede hacerlo sin problema en la selección”.
Panucci, que no estuvo en la etapa de Marcello Lippi por problemas entre ambos, por su parte, indicó estar “entusiasmado como un niño”.
“Volver a la selección me llena de orgullo, tengo el entusiasmo de un niño y la serenidad de quien tiene 34 años. Para mí es como una revancha personal. Llego sin pretensión alguna, listo a dar una mano si se me solicita, si me hace jugar uno o 180 minutos”, apuntó el veterano.