Gaetano Pandolfo

Gaetano Pandolfo

Enviar
Jueves 20 Octubre, 2016

Hoy, Liga Deportiva Alajuelense no es candidato al título de campeón nacional.

Cuando arranque la cuadrangular y si se clasifica, la historia se escribe diferente.

Hoy, el Torneo de Invierno cuenta con solo dos candidatos a la corona: Herediano y Saprissa. Cuando se inicie la cuadrangular, la lista de candidatos aumenta.

Estamos de acuerdo con lo que expresa el técnico de la Liga, Guilherme Farinha: Herediano y Cartaginés no fueron mejores que su equipo, pero ganaron los partidos.

En el último juego ante los brumosos, Alajuelense pegó dos remates en los postes; el portero Alejandro Gómez detuvo y desvió cuatro remates de gol; la defensa visitante después del gol de Fener salvó dos situaciones apremiantes en la raya de sentencia y McDonald botó un gol muerto.

Patrick Pemberton era el espectador más cercano al desarrollo de la confrontación. Pero, la defensa local se durmió en una falta que le pitaron a Allen Guevara y Cartaginés los madrugó y los liquidó.

En la cancha, Alajuelense se vio mejor que Cartaginés, pero el triunfo fue brumoso y es lo que cuenta. Lo demás es verbo inútil.
Lo otro es historia repetida.

Cuando se inicia el campeonato, los técnicos de los equipos candidatos al gallardete, prometen el título. Cuando llegan las derrotas y se quedan rezagados en la clasificación, prometen y se aferran a la clasificación. El turno le tocó a Farinha. En torneos anteriores dijeron lo mismo Watson y Medford.

Hoy en el campeonato, se marca una diferencia entre Saprissa y Herediano con el Alajuelense; morados y florenses lucen sólidos y consecuentes en la ruta que persiguen y se proponen. Dejan escapar puntos pero navegan sin sobresaltos ni mayores contratiempos. El León camina por aguas turbulentas, sus tonos son grises y lo peor es que no les transmite a sus seguidores seguridad y confianza.

Hace rato que les ha dado por no meter goles en el primer tiempo; entonces les hacen uno y se les complica el juego.

Farinha ordena variantes en todas las líneas: solo hay cuatro espacios fijos: Pemberton, Salvatierra, Meneses y McDonald, lo demás es ensalada preparada con distintos condimentos.

Se supone que les va a alcanzar para ir a la cuadrangular y ahí podrían campeonizar si ese mejor fútbol que muestran ante quienes los derrotan, se concreta en los cordeles del portero rival.