Logo La República

Viernes, 23 de agosto de 2019



NOTA DE TANO


NOTA TANO

Gaetano Pandolfo [email protected] | Martes 30 junio, 2009




El extraordinario trabajo de los Estados Unidos en la Copa Confederaciones le pone sabor a la Copa Oro; picante y del bueno.
Todas las selecciones de la Concacaf y desde luego, en mayor grado Costa Rica y México, querrán una final contra la hoy reconocidísima representación estadounidense, que se dio el lujo de vencer a la campeona de Europa, España y pararle su maquinaria de récords y además, enfrentó a Brasil en dos ocasiones en un par de semanas, lujo reservado solo para los grandes.
¿Es favorito Estados Unidos para ganar la Copa Oro como subcampeón de la Confederaciones?
Los discípulos de Bob Bradley son favoritos con ese o sin ese galardón, ellos se han repartido con los mexicanos las coronas de esta competencia, solo que para esta edición se presenta un intruso de mucho cuidado, que es el seleccionado líder de la hexagonal, que hace pocas semanas precisamente le metió un 3-1 contundente y bien armado a la hoy vedette de la zona.
Lo que hizo Estados Unidos en Sudáfrica le da un barniz especial y motivante a la Copa Oro, sin esos partidazos que se “jalaron”, Howard, Bocanegra, Dempsey, Onyewu, Clark, Donovan, Bradley Jr., Altidore y compañía, la copa de Concacaf se pintaría de tonos grises y oscuros, pero que se presente en ella el seleccionado que tuvo contra la pared por 45 minutos a la picaresca y envolvente selección brasileña es motivo de lógica atracción.
¿El gran papel de los Estados Unidos en Confederaciones, valora aún más el triunfo de Costa Rica 3–1 contra ellos?
Personalmente sentimos que son dos situaciones diferentes, la victoria costarricense fue espectacular, por el resultado y por el juegazo esa noche de los discípulos de Rodrigo Kenton, pero poco o nada tiene que ver este triunfo, con lo sumado por los estadounidenses semanas después en Sudáfrica. Es más, si se diera en la Copa Oro una final entre Costa Rica y los Estados Unidos, no creemos, ni por asomo que ellos lo tomen como una revancha.
Hay que entender que todas las selecciones del mundo y sus cuerpos técnicos, están con la mira puesta y tienen como objetivo primario el Mundial de Fútbol en Sudáfrica, jugar, ganar o perder en la Copa Confederaciones y en la Copa Oro no va a distraer a ningún seleccionado y a sus estrategas del plan primario que es clasificar a la Copa del Mundo; de manera que volver a derrotar a los Estados Unidos en su tierra, sería un gran aliciente para Kenton y sus futbolistas de cara a la segunda vuelta de la eliminatoria mundialista y si de paso, se gana “La Dorada”, mucho mejor.
Y tampoco caigamos en la trampa de creer que por derrotar a Estados Unidos aquí y el gran papel de ellos en Sudáfrica, esto es cosa de dos. Nada que ver, la Copa Oro es cosa de doce y entre estos doce, específicamente el México de Javier Aguirre jamás debe ser ignorado.

[email protected]