Logo La República

Domingo, 25 de agosto de 2019



NOTA DE TANO


NOTA TANO

Gaetano Pandolfo [email protected] | Lunes 15 junio, 2009




Alfonso Gil, analista de EFE, nos narra curiosidades en el entorno de la Copa Confederaciones que precisamente, por curiosas, vamos a reproducir.
Dice el colega que el fútbol llegó a la Torre de Babel que parece ser Sudáfrica, un país con 11 lenguas oficiales, pero en el que portugués, italiano, español e incluso el árabe se entremezclan a la hora de establecer la comunicación entre los asistentes al torneo.
Por ejemplo, las ruedas de prensa ofrecidas ayer en el estadio Free State de Bloemfontein por las delegaciones de Brasil y Egipto, que juegan hoy, reflejaron las innumerables combinaciones de preguntas, respuestas, traducciones e interpretaciones que se pueden producir en torno al mundo del balón.
La Torre de Babel, la alusión constante de origen bíblico que se utiliza universalmente para explicar situaciones en las que es difícil o imposible entenderse, emergió en la Copa, en la que una pregunta en portugués, puede ser respondida en italiano, en inglés, o en ambos idiomas y traducida después a esas mismas lenguas o a otras como el español.
De las 11 lenguas oficiales de Sudáfrica, hay cuatro que tienen un uso mayor que las demás como es el caso del zulú o el xhosa, que son dos idiomas autóctonos, además del afrikaans, hablado por parte de la población que emigró de Holanda, mientras que el inglés puede considerarse una lengua de entendimiento general que, sin embargo, no todos hablan bien o entienden perfectamente.
En este escenario llegan las ruedas de prensa en las que, por ejemplo, el nuevo jugador del Real Madrid, Kaká, puede responder, según se le pregunte, en portugués y en italiano, pero también en un más que correcto inglés.
Cuando el interés que suscitan los jugadores brasileños que militan en la Liga española o en la italiana queda reflejado en algunas preguntas en las ruedas de prensa, aparecen las respuestas de jugadores como Dani Alves o Luis Fabiano en castellano o Julio César y Maicon en italiano. El abanico de posibilidades se amplía a una doble traducción.
Sin embargo, a pocas horas del Brasil-Egipto, el árabe se incorpora a esta fiestas de las lenguas y requiere una traducción simultánea especializada, necesaria tanto para el que formula la pregunta como para el que la contesta.
En ese escenario, una indicación de la FIFA de que en la rueda de prensa de la selección brasileña solo se hablará de la Copa o en su defecto del Mundial del año próximo, no fue bien entendida puesto que de inmediato hubo una pregunta sobre la situación de Kaká en su anterior club.
Ello obligó al oficial de prensa de la FIFA en el Free Stadium, el portugués Jorge Baptista, a repetir su petición en portugués, italiano, inglés, español e incluso francés. “Me faltó el chino”, bromeó posteriormente.

[email protected]