Gaetano Pandolfo

Gaetano Pandolfo

Enviar
Jueves 20 Noviembre, 2008

NOTA TANO


¡Lista la hexagonal!
Costa Rica, Estados Unidos, Honduras, Trinidad y Tobago, El Salvador y México.
En esta ocasión ganó Centroamérica con tres representantes; se hundió Canadá y el Norte se dejó dos plazas, una para los mexicanos, raspando la olla.
Enorme clasificación de Francisco Maturana, que retorna a los primeros planos al lograr el pasaporte con los trinitarios, única selección caribeña en escena.
Desde ayer, ya todos los analistas, entendidos y directores técnicos del área, condenaron a Trinidad y Tobago al sexto puesto de la hexagonal y a El Salvador en el quinto.
¡Qué fácil que nos resulta perder los partidos sin jugarlos!
Formo parte de esa lista de técnicos sin título, que he condenado sin derecho a juicio a cuscatlecos y trinitarios al sótano del torneo, porque cuesta imaginarse ahí, en la parte inferior y oscura de la pirámide a alguna de las otras cuatro representaciones.
Costa Rica cumplió una eliminatoria perfecta en cuanto a resultados; seis jugados, seis ganados. En eso fue la mejor.
Estados Unidos, práctico y sobrio como es costumbre, sin despeinarse se clasificó como es lo usual a las altas instancias de la competencia, aferrado a un balompié fácil y simple muy de ellos.
Honduras hizo lo mismo que el Saprissa, con la excepción del juego ante Marathón: ganó ayer el partido que tenía que ganar contra México.
Trinidad y Tobago fue de menor a mayor; empezó de cero y terminó ganando siempre y vuelve por sus fueros, cuando por muchos años fue el coco de su área.
La clasificación de México es vergonzosa por la forma en que la obtuvo; dejando puntos perdidos en sus juegos de visita, dudas y un rendimiento pobre, escuálido, mezquino, si se toman en cuenta los millones de dólares que vale ese equipo, desde su cuerpo técnico de lujo; su capitán barcelonés y sus estrellas estrelladas que juegan en Europa.
El Salvador enseñó ayer en el partido contra Costa Rica sus limitaciones; como lo analizamos en nuestra Nota también de ayer, al fútbol cuscatleco lo ayudó el azar al ubicarlo en el grupo más débil en competencia. Difícil, por lo actuado, que hubiese sobrevivido en las otras dos cuadrangulares.
El escenario está listo; en febrero se inicia la acción; la generosa FIFA regaló tres espacios directos a Sudáfrica y una opción más al cuarto puesto en repechaje, quizá contra Uruguay o Chile.
Estados Unidos y México van de fijo; vuelven a sentenciar los entendidos. ¿Será esto cierto tras el pobre papel de los mexicanos? ¿La tendrán tan fácil?
Costa Rica y Honduras a pelear el tercer lugar; agregan los que “más saben”.
Pero, ¿qué les pasa? ¿Por qué dicen esto?
¿Están ciegos y no observan la clasificación?
¿Cuál fue la Selección que barrió en la eliminatoria?
¿No fue, acaso, Costa Rica?
Entonces, señores, los ticos de primeros al Mundial y los otros cinco, a ver qué agarran.

[email protected]