Gaetano Pandolfo

Gaetano Pandolfo

Enviar
Viernes 25 Mayo, 2018

Se calentó el mercado de piernas criollo

El olor a Mundial de Fútbol ha calentado a la dirigencia de los tres grandes de nuestro campeonato, apurados en fichar jugadores antes de que en Rusia se dé el pitazo inicial del evento.
Saprissa realmente sorprendió al no renovar las firmas de Henrique Moura y de Jerry Bengston, el brasileño, un baluarte de la retaguardia del monarca en el cierre del Clausura. Suponemos que en ambos casos es asunto de dólares.
También regresa a Tailandia, Ariel Rodríguez, quien se vino a préstamo con la sana intención de valorarse, para ver si Óscar Ramírez volvía a convocarlo a la Selección Nacional. No hubo de piña para el aguerrido atacante, que entonces vuelve al club que lo había cedido a préstamo.
Herediano confirmó el fichaje del guapileño Yostin Salinas, y pronto anunciarán las firmas de los laterales Keisher Fuller y Luis Díaz, carrileros exitosos del equipo de Grecia.
El capitán del Santos de Guápiles, Edder Monguío se cambio de casa y ahora defenderá la retaguardia de los guerreros del sur.
El miércoles, Alajuelense sorprendió cuando anunció la firma del defensor Allan Miranda, quien jugara para Pérez Zeledón, Herediano y proviene del Antigua de Guatemala, donde campeonizó la temporada anterior.
Otro par de fichajes de los manudos ya se habían adelantado: Dylan Flores reforzará la cintura y Jonathán Moya el ataque. La firma del exdelantero del Saprissa le abrió la puerta de salida a Yuaisell Wright, quien jugará a préstamo con el Cartaginés.
No sé si ustedes notaron que terminado el Clausura, los hondureños de la Liga, Alex López y Róger Rojas “sacaron las uñas” y ofrecieron declaraciones en el sentido de que analizan ofertas de otros clubes del extranjero, lo que hace suponer que la luna de miel con la dirigencia y cuerpo técnico erizo terminó.
Recordemos, cómo estos dos jugadores en su momento dijeron que les gustaría jugar con la Liga “hasta la muerte”, pero ahora, tras su brillante temporada, tanto López como Rojas están anuentes y abiertos a escuchar nuevos cantos de sirena sin poner oídos sordos.
Quizá por eso, Javier Delgado se apuró a fichar a Moya y Flores, dos jugadores que en caso de que los catrachos alcen vuelo, podrán suplirlos sin que el equipo se desplome. El otro hondureño, Luis Garrido, está tranquilo y quieto en primera base, pero sus compatriotas, como que quieren revolver albóndigas.
[email protected]