Gaetano Pandolfo

Gaetano Pandolfo

Enviar
Miércoles 14 Marzo, 2018

El comportamiento de Walter Centeno merece respaldo

Se debe aplaudir el comportamiento de Walter Centeno, director técnico de Grecia, cuando mostró público enojo con sus futbolistas, después de derrotar al Herediano 2-1.

Ya se comentó sobre la extraña reacción del timonel griego, quien en lugar de felicitar a sus pupilos por el triunfo ante uno de los “cocos” del torneo, más bien los regañó.

¿Y, por qué se molestó el “Paté” con sus discípulos?

Los regañó por escoger a los rivales con los que se van a superar en el terreno de juego. En otras palabras, contra los “grandes”, sus jugadores se crecen y duplican esfuerzos y contra los “pequeños”, no actúan con idéntica motivación.

Si repasamos los resultados de Grecia en las últimas fechas del Clausura, no hay más remedio que darle la razón a su entrenador.
Cuando Grecia derrotó al Alajuelense 3-2 en la jornada 12, los pupilos de Centeno venían de amarrar tres victorias en fila, ante Universidad, Carmelita y Liberia.

Así, amasaron 12 puntos seguidos y desde luego se proyectaron a puestos de clasificación.

Sin embargo, entre ese triunfo sonoro ante la Liga y el último que lograron frente a Herediano, Grecia dejó que se le esfumaran seis puntos seguidos, al caer 3-2 ante Guadalupe y 2-1 frente a Limón.

Y no es que Walter Centeno le esté faltando el respeto a este par de equipos que lo vencieron, pero, con calculadora en mano, no hay que ser muy inteligente para darse cuenta, que si los discípulos de “Paté” no se hubieran confiado en partidos contra rivales en el papel inferiores al Alajuelense, hoy Grecia le estaría disputando palmo a palmo y taco a taco el cuarto lugar al Santos de Guápiles, en lugar de estar por debajo de Guadalupe, Limón y Pérez Zeledón.

Centeno fue tajante, directo y contundente en el señalamiento a sus futbolistas: “aquí entrenamos fuerte y trabajamos duro para el siguiente partido. Un futbolista profesional no puede escoger rivales para medir su esfuerzo en la cancha. Siempre el partido más importante para un equipo profesional es el que sigue.

Contra Herediano lo dieron todo, pero no los felicito. Todo lo contrario, los regaño porque están obligados a jugar todos los partidos con igual empeño”, aclaró el joven estratega de Grecia, enfilado hace rato por el buen fútbol que despliega su equipo, a convertirse en el técnico de uno de los grandes de nuestro campeonato.

Jafet Soto ya le puso el ojo y los fanáticos del Saprissa lo piden a gritos.