Gaetano Pandolfo

Gaetano Pandolfo

Enviar
Sábado 3 Marzo, 2018

¡Drama en las Grandes Ligas!

A finales de este mes de marzo arranca la temporada regular en las Grandes Ligas y varios de los mejores beisbolistas se encuentran sin trabajo.
Para no perder la forma y a la espera de que sus respectivos agentes los coloquen en alguno de los 30 equipos en competencia, los jugadores formaron un equipo de “Agentes Libres Desocupados” que participan en los entrenamientos primaverales para no perder la forma, lo que, desde luego, consideran humillante.
Algunos de los principales agentes libres en esta disyuntiva son los lanzadores Jake Arrieta, Alex Cobb, Lance Lynn y el antesalista Mike Moustakas. Arrieta ganó el CY Young en la temporada 2015 y fue campeón del mundo con los Cachorros de Chicago y ahora, nadie lo quiere.
Esta semana, Tyler Clippard utilizó una camiseta negra con un logotipo blanco de la Asociación de Peloteros, y lanzó dos entradas sin permitir imparable en contra de un equipo amateur japonés.
Clippard tuvo la peor campaña de sus nueve años en Grandes Ligas; sin embargo, terminó celebrando en el camerino de los campeones Astros de Houston. El derecho de 33 años no preveía que sus entrenamientos primaverales fueran así.
“Sé que mi trabajo la temporada pasada fue malo, pero ¿qué tan malo? No fue tan malo como el de algunos que firmaron contratos importantes”, dijo después del partido.
Un total de 38 jugadores han asistido al campamento desde que comenzaron las prácticas el 14 de febrero. Se preguntan por qué no tienen trabajo, en un momento en el que varios se han deshecho de veteranos para ocupar una mayor porción de su roster con jóvenes de menor costo.
Por esta razón, el sindicato de peloteros interpuso una denuncia contra los Marlins, Atléticos, Piratas y Rays acusando a los equipos de no apegarse al gasto apropiado de fondos del reparto de ingresos.
“¿Acaso el objetivo no es ganar la Serie Mundial todos los años?”, manifestó el zurdo de 35 años, Tom Gorzelanny. “No deberías salir y decir que prefieres ahorrar dinero que ganar partidos”.
El campamento donde entrenan los agentes libres desocupados es similar al que instaló el sindicato en Homestead, Florida, después del fin de la huelga de 1994-1995. Dave Gallagher estuvo en ese entonces como pelotero y firmó con Filis de Filadelfia. Ahora es uno de los coaches del mánager Bo Porter, que dirige al equipo de los “sin trabajo”.
“Comienzan a perder esperanza”, declaró. “Y es un poco humillante”.