Gaetano Pandolfo

Gaetano Pandolfo

Enviar
Miércoles 10 Enero, 2018

¿Qué se hicieron las fuerzas vivas de Liberia?

No tiene ningún sentido opinar sin conocimiento de causa.
Me imagino que solo dirigentes deportivos liberianos de cepa, de riñón local, pueden conocer las razones que impiden que el excampeón nacional Verano 2009 resucite en el campeonato nacional y no camine en ruta directa al descenso.
Escucho a mis respetados colegas de la radio y televisión deportivas en cada oportunidad que viajan a la Ciudad Blanca decir todos y siempre lo mismo: “una ciudad con este estadio mundialista no merece tener un equipo de tan baja calidad”.
Bonita y cajonera frase, lo que pasa es que los estadios no juegan. Juegan los futbolistas.
Pero los futbolistas son profesionales, juegan como un trabajo y necesitan que les paguen su trabajo. Poco o nada de gracia hace trabajar gratis.
Como todo profesional buscan los mejores aleros y procuran aumentar sus ingresos con patronos que paguen mejor. Mucho de esto provocó una fuga masiva de muy buenos futbolistas de equipos tradicionales en la temporada 2009 que se fueron a defender los colores de Liberia Mía y lo hicieron campeón nacional.
La cabeza del club era Mario Sotela y el cuento no tuvo un final feliz, pero esa corona en las vitrinas del club liberiano no se la quita nadie.
En su momento tuvimos a un dirigente que le metió dólares a Liberia y lo hizo campeón.
Separemos entonces las decisiones que en su momento tomó el señor Sotela y que llevaron al equipo a la bancarrota deportiva algunos años después y hagámonos esta pregunta.
¿No cuenta o no tiene Liberia como ciudad, fuerzas vivas suficientes en los terrenos políticos, comerciales, industriales, agrícolas, turísticos, deportivos, municipales, etc. etc. etc. con capacidad de inyectar de dinero al equipo de fútbol que los representa en el campeonato nacional y tratar de salvarlo del descenso?
¿Cómo termina el Torneo Apertura con Liberia hundido en el último lugar, pasan las semanas, arranca el Clausura y nos damos cuenta, por manifestaciones del técnico liberiano Víctor Abelenda, que no pasó nada, que todo sigue igual, que la crisis financiera persiste y supuestamente nadie movió un dedo en la Ciudad Blanca durante el receso?
¿Están muertas las fuerzas vivas de la Ciudad Blanca?
Es complicado y difícil a lo lejos comprender tan delicada situación.
[email protected]