Gaetano Pandolfo

Gaetano Pandolfo

Enviar
Lunes 13 Noviembre, 2017

Uno de los más talentosos mediocampistas del futbol italiano dijo adiós
 

Andrea Pirlo se despidió del fútbol y jugó su último partido en la ciudad que nunca duerme con el New York City, en la semifinal de la Copa MLS contra el Toronto, equipo que eliminó a los neoyorquinos con un global de 7-0.

El talentoso mediocampista italiano: “líder silencioso que habla con los pies”, según palabras del cotizado técnico Marcello Lippi, , nació en Brescia en 1979 y debutó oficialmente con la primera división de su ciudad natal en 1995, destacando siempre como un mediocentro organizador y con un letal lanzamiento de tiros libres, que los dejaba en los cordeles del rival como con la mano.

En la temporada de 1998 pasó al Inter de Milán y empezó a subir su nombre y talento en uno de los clubes más cotizados del calcio, con el que jugó tres temporadas.

El salto a la fama lo dio con el Milan, club que defendió durante diez campañas y donde su técnico de entonces Carlo Ancelotti empezó a explotar sus virtudes en la cintura de los rojinegros, ubicándolo a la espalda de los filosos atacantes Rivaldo, Rui Costa y Kaká, dejándole Pirlo el “juego sucio” a Gennaro Gatuso. Con el Milan, Pirlo lo ganó todo y dio el salto a la fama mundial.

Sorpresivamente dejó las filas del Milan en el 2011 y fichó con la Juventus de Turín,, donde sumó a su palmarés cuatro títulos consecutivos de Serie A entre 2012 y 2015.

Tras la final de la Liga de Campeones de la UEFA 2014-15, firmó con el New York City, equipo donde finalmente colgó los botines.

Con la selección de Italia, Pirlo jugó tres Eurocopas y tres Mundiales de Fútbol, conquistando la Copa del Mundo en el 2006 tras vencer la “azurra” en la final a Francia desde el punto de penal. Andrea anotó el suyo.

Roberto Baggio, “El Divino”, compañero de Andrea en el Inter de Milán, decía que “Pirlo siempre tuvo el don de visualizar y anticipar la jugada antes que los demás. Su visión, lo que hacía con el balón y lo que era capaz de crear con éste, lo convirtieron en una superestrella. Cuando jugábamos juntos, todo empezaba por él”.

Qué Baggio diga esto de un futbolista es todo un honor.

¿Y cómo no va a hablar con sus pies este talentoso mediocampista, número 21 en su dorsal, si por ejemplo en la temporada 2011-12, construyó más de cien oportunidades de gol para la Juventus y brindó más de 2643 pases a sus compañeros?

Una emotiva carta escrita al planeta fútbol, puso fin a la carrera de Andrea Pirlo, leyenda del mediocampo italiano.

[email protected]