Gaetano Pandolfo

Gaetano Pandolfo

Enviar
Viernes 10 Noviembre, 2017

La ausencia del suspendido Landín no pesará en el Team
 

Uno de los parámetros más sencillos para medir la capacidad de un equipo se da cuando le suspenden o se lesiona alguna de sus principales figuras.

Cuando la mano de obra es escasa, al director técnico de turno se le complican las cosas para suplir a su figura ausente.



Cuando la mano de obra se excede en calidad, el que le suspendan a una de sus figuras no acarrea el mínimo contratiempo.

Hacemos este repaso al enterarnos de que el atacante del Herediano, Luis Ángel Landín fue suspendido por dos encuentros.

Nada pasará a lo interno del equipo, incluso con la ausencia de otro de los principales artilleros, José Guillermo Ortiz quien está de gira con la Selección Nacional.

Este binomio de Ortiz y Landín ha sido el preferido del técnico Hernán Medford para iniciar como titulares los últimos partidos del Herediano y ahora no podrá contar con ellos para los siguientes compromisos.

El par de ausencias no le acarrea al estratega del campeón nacional el menor de los problemas, dado que puede suplir esas vacantes con atacantes de peso y etiqueta de goleadores como Jonathan Hansen, Jairo Arrieta, Julio Cruz y Víctor “Mambo” Núñez.

¿Qué otro equipo de la primera división se puede dar este lujo?

Ninguno.

Usted le quita al Alajuelense a Jonathan McDonald y a Wilmer López se le viene el mundo encima.

Muy similar la situación para un Saprissa sin Daniel Colindres, aunque Carlos Watson cuenta con mayores posibilidades de maniobra, al poder alinear figuras como David Ramírez, Jonathan Moya y Jerry Bengtson.

Este poderío del Herediano en su nómina, con tantas posibilidades de variantes en todas las zonas del equipo, lo proyectan de forma directa al bicampeonato, sobre todo porque “El Pelícano”, ha manejado a su grupo de estrellas con una sabiduría de viejo zorro y maestro, impidiendo con sabias decisiones técnicas a la hora de formar el equipo, que no se rebelen ni se alteren los egos de tantos jugadores de renombre que se quedan sentados un juego sí y el otro también, sin enojos ni protestas.

Repasemos hace cuántos partidos que no juega Jairo Arrieta, los pocos minutos para “Mambo” Núñez, el largo periodo que Julio Cruz pasó congelado y ya verán que cualquiera de estos que sustituya al suspendido Landín, va a entrar a la cancha con todas las ganas y motivación como si fueran titulares inamovibles y en aspectos como estos, es que radica la grandeza del equipo que barre en el campeonato.

[email protected]