Logo La República

Sábado, 17 de noviembre de 2018



NOTA DE TANO


Nota de Tano

Gaetano Pandolfo [email protected] | Martes 03 octubre, 2017


Yankees-Mellizos, todo o nada esta noche

Todo o nada esta noche para los Yankees de Nueva York.
Los miles de fanáticos de los Bombarderos del Bronx en nuestro país, se comerán las uñas a partir de las seis de la tarde, cuando los Mulos jueguen en su patio el partido de vida o muerte, lucha de los “Comodines” de la Liga Americana contra los Mellizos de Minnesota.
No hay más allá; un solo juego que se disputa en el Bronx, porque los Yankees terminaron con mejor promedio que los Mellizos la temporada regular (91-71 por 85-77).
Desde luego que abren el decisivo juego los dos mejores lanzadores de ambas novenas, ambos dominicanos.
Luis Severino, con marca de 14-6 y promedio de 2.98 lanza por los discípulos de Joe Girardi, mientras que Ervin Santana, con marca de 16-8 y promedio de 3.28, abre por Minnesota, novena que dirige el miembro del Salón de la Fama, Paul Molitor.
Quien gane este duelo de “Comodines”, enfrenta en una serie de cinco partidos que se inicia el jueves a los Indios de Cleveland, campeones de la División Central.
La otra serie de la Liga Americana enfrenta a los Medias Rojas de Boston con los Astros de Houston.
Los Bombarderos se presentan con su par de morteros al bate, Aaron Judge (52 vuelacercas) y Gary Sánchez (33), el sensacional paracortos Didi Gregorius; Greg Bird el pájaro en la inicial, Starling Castro en segunda y los veteranos Charles Headley y Tom Frazier en las esquinas. En las praderas al lado del “Juez”, van Brett Gardner y Jacoby Ellsbury.
Los Gemelos son un equipo de contacto, muy equilibrado y parejo, sin grandes estrellas, aunque no se puede menospreciar la trayectoria de su inicialista Joe Mauer y el poder de la segunda base, Bryan Dozier, un exquisito jonronero (34).
Los Mellizos están repletos de talento latino: Jorge Polanco en el “short”, Miguel Sanó como designado, Eduardo Escobar en la antesala y Eddie Rosario en el jardín izquierdo, son todos bateadores de promedio, de contacto, que saben embasarse.
El jardinero central Byron Buxton es “guante de oro” atrapando, pero su brazo es débil; en el prado derecho el zurdo pura dinamita, Max Kepler y un par de veteranos completan la nómina: Robbie Grozzman en el jardín y Jason Castro en la receptoría.
En bloque, el cuerpo de relevistas y cerradores de los Yankees (Robertson, Betances, Chapman), es infinitamente superior al de los Mellizos, de manera que le tocará a Santana prolongar su estancia en la “lomita”, y que los Mulos no anoten temprano.

[email protected]