Gaetano Pandolfo

Gaetano Pandolfo

Enviar
Miércoles 13 Septiembre, 2017

Los legionarios de la MLS son hoy el fuerte de la Tricolor

Tiene que resultar preocupante para el cuerpo técnico de la Selección Nacional, lo que está sucediendo actualmente con el grupo de legionarios que juegan en las ligas de Europa, con excepción de Keylor Navas, estelar en el Real Madrid.
El técnico del Deportivo La Coruña sentó a Celso Borges y don Roberto Donadoni, gloria del Milan y la “Azzurra”, tiene congelado en la banca a Giancarlo “Pipo” González.
Bryan Ruiz sigue sin equipo o pertenece a un club cuyo estratega no lo quiere, lo que es lo mismo y el capitán de la Tricolor continúa sin ritmo y en el limbo.
Cristian Gamboa juega poco y Bryan Oviedo tampoco ve mucha acción en la segunda división inglesa.
Se nos puede venir encima el partido de la Hexagonal ante Honduras, con un seleccionado limitado física y futbolísticamente. Celso y Ruiz son pilares del mediocampo costarricense y si no se mueven en sus respectivos clubes, por más calidad que tengan, amigos, no es lo “mesmo”.
Duele mucho porque fue un baluarte defensivo en el Mundial de Brasil, pero si Pipo González sigue sin jugar en Italia, podría perder el viaje a Rusia 18, cita mundialista a la que Costa Rica está virtualmente clasificada.
Hay mucha competencia en su puesto; ya perdió la titularidad con la tripleta Waston, Acosta y Calvo, pero además compiten Michael Umaña, Kenner Gutiérrez, Juan Pablo Vargas y viene de vuelta Óscar Duarte.
Todo apunta a que Óscar Ramírez tendrá que afrontar el cierre de la Hexagonal con la base de legionarios de la MLS, todos activos y con gran suceso en esta liga cada temporada más competitiva.
Kendall Waston, Francisco Calvo, David Guzmán, Cristian Bolaños, Johan Venegas, Rodney Wallace y Marco Ureña, están con “toda la pata”, fueron estelares o suplentes de lujo en los juegos ante Estados Unidos y México y llegan con toda la “leche” al juego frente a Honduras, donde un empate da a Costa Rica numéricamente la clasificación al mundial soviético.
Conociendo la mentalidad y la lealtad del “Macho” Ramírez hacia sus hombres de confianza, no creemos que les cierre las puertas del seleccionado para la hexagonal a estos “europeos” sin acción, pero ya clasificados es otra historia.
Estamos claros de que a Rusia no se pueden llevar futbolistas sin equipo, sin acción, sin ritmo o reservas de sus clubes.
[email protected]