Gaetano Pandolfo

Gaetano Pandolfo

Enviar
Viernes 28 Abril, 2017

Todos los equipos están obligados al triunfo

Después de empatar en casa con el Santos, le preguntan a Hernán Medford, técnico del Herediano si su equipo está obligado a vencer al Saprissa en Tibás.
Y don Hernán responde con absoluta claridad y razón: “todos los equipos en esta cuadrangular, estamos obligados a ganar, no solo el Herediano”.
Nosotros le agregaríamos algo más.
Todos los equipos en cualquier competencia, están obligados a ganar, porque de lo contrario…
¿Habrá algún equipo obligado a empatar o algún equipo obligado a perder?
Los futbolistas entran a la cancha a ganar; no puede existir otro propósito. Ningún atleta compite para perder; mínimo lo hará de manera recreativa, pero en la alta competencia lo que se busca, para lo que se trabaja y la meta final es el triunfo.
Herediano está obligado a vencer al Saprissa porque viene de empatar con Santos y Saprissa está obligado a derrotar al Team porque viene de perder con Limón y Limón está obligado a liquidar a Santos para seguir de puntero y Santos está obligado a doblegar a Limón para ser ellos los líderes.
Esa interrogante, tan propia y repetida de nosotros los comunicadores, cuando le preguntamos a un entrenador si su equipo está obligado al triunfo, debería ser borrada y eliminada del léxico de la prensa deportiva.
¡Todos estamos obligados al triunfo!
Y no solo en el deporte: en la vida.
Por eso, la respuesta de Medford a la pregunta de siempre es correcta: “mi equipo está obligado a ganar en Tibás, como todos los demás equipos en los otros escenarios”.
Ahora, para lograr este triunfo “obligatorio” y estos son otros cien pesos, Hernán Medford tendrá que reestructurar la formación de su equipo, tan variable de presentación en presentación. No puede ser que la sola ausencia de Elías Aguilar ponga al técnico a revolucionar no de la mejor manera la alineación de su plantel como lo hizo frente a Santos, cuando movió de puestos a Saravia y Granados.
Si no está Jimmy Marín, un típico 10, mejor dejar a Azofeifa y Granados juntos como volantes centrales, y ubicar a Sánchez, Leitón, Ramírez, Parini o Rafinha a la espalda de dos atacantes: Arrieta, Mambo, Castro, Nieto, Josué y ver un Team más agresivo en ofensiva, talón de Aquiles desde que marcharon Yendrick Ruiz y Jonathan Hansen.
[email protected]