Gaetano Pandolfo

Gaetano Pandolfo

Enviar
Viernes 21 Abril, 2017

Saprissa, como todo equipo, tiene sus puntos débiles

El Deportivo Saprissa es señalado por la mayoría de directores técnicos que trabajan o lo han hecho en el entorno de la primera división y un sector mayoritario de la prensa deportiva, como el favorito a ganar la cuadrangular y a retener el título de forma automática.
Carlos Watson dirige al equipo más regular del campeonato y lo condujo a la cima de la clasificación, a pesar de que la nómina que conquistó la corona le fue desmantelada en todas las zonas del equipo excepto la portería.
Ahora, como todo conjunto de fútbol, el Saprissa suma puntos muy fuertes, pero también zonas por donde los rivales lo pueden afectar.
Consideramos que la cintura de la formación con Marvin Angulo, Mariano Torres, Cristian Martínez y Ulises Segura es el punto más alto del equipo, al que se le agregan de la formación estelar dos pilares: Heiner Mora en defensa y Daniel Colindres en ataque. Además, el portero Danny Carvajal es confiable.
¿En qué zona del Monstruo pueden los rivales de esta cuadrangular dañarlo?
Hay que presionar y atacar al monarca por su zona derecha defensiva. Los rivales deben encarar, enfrentar y desafiar las marcas de Jordan Smith y Dave Myrie, que son defensas desbordables en el uno a uno.
Watson ya probó que prefiere “sacrificar” a Heiner Mora como carrilero por la izquierda y sentar a Joseph Mora, para dar paso a Smith.
Entonces, Limón, Santos y Herediano deben volcar sus ofensivas por su zona izquierda de ataque y embestir al Monstruo por ese sector.
Yostin Salinas tampoco es impasable; el que salva la tanda es Julio Cascante, de manera que en zona defensiva, al Saprissa si lo encaran, le pueden hacer daño.
Pero para eso, el rival debe atacarlo en grupo; si los técnicos rivales del Monstruo en la cuadrangular van a medirse con Saprissa con Jairo Arrieta (Herediano), Erick Scott (Limón) y Raymond Salas (Santos) como solitarios delanteros en punta, le dan al campeón ventajas que no tendría si se le ataca en grupo.
Otro punto débil del Saprissa es que ataca poco por la franja derecha. El juego se le recarga a Colindres por el otro sector, empujado por Heiner Mora y Mariano Torres. El veloz alero del campeón dibuja estragos en su zona, pica y desafía marcas, mete goles a pie cambiado y sirve balones de gol con generosidad.
Hay que frenarlo, limitarlo, cercarlo.
Si los rivales del Saprissa controlan a Colindres y atacan en grupo la zona de Smith y Myrie, puede que saquen dividendos.
[email protected]