Gaetano Pandolfo

Gaetano Pandolfo

Enviar
Miércoles 22 Marzo, 2017

Floro esconde el talento de José Luis Cordero

El talento es para exhibirlo, no para esconderlo.

Si usted tiene en su equipo a un futbolista talentoso, que ha demostrado serlo en varias temporadas anteriores con otros clubes, lo firma pero lo esconde, está desaprovechando su talento.
Eso hace Benito Floro con José Luis Cordero; lo esconde, lo saca de su hábitat natural que es la mitad del campo para que se mueva como un típico “diez”, como lo hace Marvin Angulo en el Saprissa, Elías Aguilar en Herediano, Osvaldo Rodríguez en Santos y lo arrincona como puntero derecho y lo más grave, para que juegue a pie cambiado, lo que lo obliga a frenar los avances, pues debe detenerse, darse vuelta y centrar con la zurda.
El domingo pasado, como a los 20 minutos del segundo tiempo, Javier Delgado que analizaba y comentaba el juego de Cartaginés y Alajuelense en el Canal 7, se sorprendía de la ausencia de Cordero en el partido. ¿Por qué este futbolista no pesa en el equipo, no se ve, no se lo echa al hombro como hacía con Belén?
La respuesta es muy simple, don Javier.
Cordero no se ve porque lo tienen escondido en la punta derecha. Está sembrado como maceta, unos metros por delante del defensa derecho de turno.
¿Quiénes ocupan la posición que debería ser la de Cordero como bujía, motor, arquitecto del equipo? Tres volantes centrales, ninguno creativo: Kenner Gutiérrez, Luis Miguel Valle y Luis Sequeira.
Cordero que es zurdo, juega a la derecha de Jonathan McDonald y Allen Guevara que es derecho, juega a la izquierda del centro delantero. No sé nada de fútbol, don Benito es un maestro, pero como seguidor de la Liga no comprendo cómo pasan las fechas y se sigue parando a la Liga de la misma forma partido tras partido, sin resultados convincentes.
Floro sigue con el cuento de que han merecido ganar algunos partidos; se lo creemos a medias porque el Alajuelense si de algo ha carecido es de oportunidades de gol desaprovechadas. Saprissa, Herediano, Cartaginés, el mismo Limón han jugado partidos en que han dejado escapar cuatro o cinco goles muertos en cada fecha.
La Liga no.
En el Fello Meza, solo Kenner desperdició una ocasión de gol.
Jonathan McDonald está seco, pero…¿algún seguidor manudo puede citarme siquiera tres ocasiones de gol que haya dejado escapar el artillero en más de diez juegos? ¿Así como las que botó Ronchetti frente al Team?
Si Floro no varía el guion, imposible esperar resultados diferentes.
[email protected]