Gaetano Pandolfo

Gaetano Pandolfo

Enviar
Martes 21 Marzo, 2017

Saprissa atrapó a Limón en la cima del Verano

El segundo gol del Saprissa fue un dechado de virtudes; una anotación de auténtico campeón nacional por lo sobrado de la acción.
La paciencia, la solvencia, el estilo y la calma como tejieron la jugada entre Daniel Colindres y Mariano Torres, para que cerrara a la red sin marca Randy Chirino, fue una obra de arte que Carlos Watson, su autor intelectual festejó a lo grande.
Y, disculpen que lo repita a cada rato, pero triunfos como este del Saprissa frente a un gran rival, un contrincante de peso, son los que justifican después el título de campeón y no los supuestos favores de los silbateros.
Con una defensa completamente nueva, no parcialmente renovada, ¡no!, completamente nueva porque no están Arauz, Machado, Miller y Calvo, sino Jordan, Salinas, Cascante y Mora, el Monstruo se le plantó a la nómina de lujo del Team y anuló esa tripleta de puro talento que Hernán Medford ubica en la media cancha, detrás de Jairo Arrieta, con Elías Aguilar, Jimmy Marín y José Leitón, prácticamente borrada por una cintura que es el punto táctico más fuerte del monarca: Marvin Angulo, Mariano Torres (partidazo), Ulises Segura y Anderson Leite, quien salió temprano lesionado y dio paso al juvenil Jaylon Hadden, quien con 18 años entró como si asistiera a un concierto de música urbana, tranquilo, seguro y distendido.
El clásico del buen fútbol hizo de nuevo honor a su nombre, sobre todo en el segundo tiempo, que fue un ida y vuelta escalofriante.
En 15 minutos, Fabrizio Ronchetti dejó escapar dos ocasiones de gol, pero igual Jairo Arriera tuvo una y Danny Carvajal voló para desviar trallazo de tiro libre de Azofeifa.
El ingreso de Rafinha en lugar de Leitón puso al Herediano en posición de ataque, el brasileño entró endiablado con diagonales verticales que rompieron la defensa morada, pero Cubero y Jairo no pudieron conectar a la red. Incluso Carvajal le hizo un achique mágico al propio Rafinha, hasta que se rompió el encanto en el minuto 74, cuando Colindres negoció un tiro de esquina con Allan Miranda, lo cobró Angulo y Heiner Mora tocó de cabeza al cuerpo de Leonel Moreira, quien no pudo detener la pelota y se le filtró a la red. Leonel había parado metralla de Segura y Ronchetti pero se le resbaló el corto remate del Tití y se abrió la gotera, que luego cerraría Chirino con remate a puerta abierta para el 2-0 definitivo. El campeón ganó a lo campeón.
[email protected]