Gaetano Pandolfo

Gaetano Pandolfo

Enviar
Sábado 18 Marzo, 2017

José Fernández estaba drogado cuando se mató

En plena pretemporada y con unos Marlins de Florida todavía de luto, al no ver en el diamante al joven lanzador cubano José Fernández, fallecido trágicamente, llegaron al club malas noticias.
La Comisión de Pesca y Vida Silvestre del estado de Florida concluyó su investigación y determinó que el exlanzador era el operador del bote que a toda velocidad chocó contra un rompeolas y causó su muerte y la de dos personas más en la madrugada del 25 de setiembre de 2016.
El informe final confirmó que el consumo de drogas y alcohol estuvo envuelto. También concluyó que Fernández violó múltiples leyes, incluyendo, homicidio por causar una muerte manejando un bote en estado de embriaguez y manejo temerario de una embarcación.
Fernández, Eduardo Rivero y Emilio Macías murieron en el acto debido a los traumas recibidos por los golpes.
El informe también incluyó un intercambio de mensajes de texto entre Rivero y María Arias, la novia de Fernández. Ella le dijo a Rivero que la pareja había estado peleando y le pidió que cuidara a Fernández. “Él ha estado bebiendo y no está en el mejor estado de mente”.
El informe concluyó que: “Fernández operó V-1 con sus facultades normales impedidas, de manera temeraria, a velocidad extrema, en la oscuridad de la noche, en una zona de conocidos peligros para la navegación como rompeolas y boyas demarcantes de canales”.
Los investigadores también mencionaron que el ADN de Fernández estaba presente en el timón y el acelerador.
Ralph Fernández, abogado de la familia de José Fernández, criticó los hallazgos del informe, diciendo que los investigadores hicieron un buen intento, pero que “estaban fuera de su liga”.
Actualmente existe un batalla legal entre las familias de Rivero y Macías y la sucesión de Fernández. En un tribunal de Miami, Maritza y María fueron nombradas co-representantes de la sucesión Fernández en preparación para un litigio por demandas por muerte indebida incoadas por las familias.
David Samson, presidente de los Marlins, emitió una declaración con relación a los hallazgos.
“No importa lo que el informe concluyó”, dijo Samson. “Nada jamás empañará la conexión positiva entre José, la ciudad de Miami y los Marlins de Miami. Ni tampoco disminuirá el amor y la pasión que sintió por su familia, sus amigos, sus compañeros de equipo y todos sus fanáticos en el Sur de Florida y alrededor de todo el mundo”.

[email protected]