Gaetano Pandolfo

Gaetano Pandolfo

Enviar
Jueves 9 Marzo, 2017

Keylor Navas volvió por sus fueros en Nápoles

El comportamiento de Zinedine Zidane con Keylor Navas ha sido profesional, leal y solidario.
El director técnico del Real Madrid ha puesto oídos sordos a las críticas y cuestionamientos de una prensa deportiva española, volcada y parcializada en contra del trabajo del portero costarricense en el marco del club merengue y lo ha mantenido y sostenido como titular del equipo en circunstancias y juegos determinantes y especiales, como este último de la Casa Blanca en Nápoles.
A lo lejos, a miles de kilómetros de distancia y con un océano de por medio, imposible saber si el técnico francés le ha cerrado la puerta del vestuario al patrón, al que paga, a Florentino Pérez y lo ha mantenido al margen de la polémica, evitando que el magnate presione y aproveche el mal momento del portero costarricense para ordenar que lo sienten, o más bien que correctamente y como dictan los códigos de la competencia, don Florentino no se ha metido en los terrenos del entrenador y no ha incidido, ni empujado, ni presionado para que Zidane siente a Keylor, le dé la titularidad a Kiko Casilla y prepare el terreno para que ingrese la otra temporada alguno de los porteros preferidos por el jerarca del club.
Los momentos fueron propicios; Navas bajó su nivel, en varios juegos se convirtió en un portero común y corriente, dejó de parar lo que otros no paran, se le vino la prensa encima y Florentino Pérez pudo influir para que Zinedine lo sentara sin que el madridismo reclamara.
Así quedaba sin mucha bronca, la ruta abierta para que David de Gea u otra cara bonita se viniera al Santiago Bernabéu, mientras Navas cantaba viajera hacia el banco u otro destino.
Nada pasó, el técnico del Real Madrid mantiene al portero de la Selección Nacional firme en su posición, le da toda la confianza, desoye las críticas, muchas mal intencionadas y así Keylor Navas se presenta en San Paolo, recibe un gol temprano, si los napolitanos le meten otro pudieron eliminar al club merengue, pero Keylor dijo que no con tres grandes intervenciones, el Real Madrid marcó tres goles y el equipo se metió a los cuartos de final de la Champions.
Nos parece que ha ayudado mucho a este leal comportamiento de Zidane con Navas, el hecho de que el francés haya sido jugador. Quizá un entrenador que no jugó al fútbol, hubiese actuado diferente.
[email protected]