Gaetano Pandolfo

Gaetano Pandolfo

Enviar
Sábado 25 Febrero, 2017

“Popeye” notifica que maneja un grupo mentalmente débil

El técnico de la Selección Nacional Sub 20, Marcelo Hugo Herrera, justifica los escuálidos resultados de la Tricolor en el Pre Mundial de su categoría en tres aspectos.
Al equipo le ha afectado la localía; a sus pupilos les ha afectado la presencia de sus familiares en las gradas y a sus discípulos los ha perjudicado la presión de clasificarse al Mundial y el entorno que incluye la exposición mediática.


Estamos notificados entonces por el propio “Popeye” que su equipo, su seleccionado, es un grupo mentalmente muy débil y eso llama a la atención; es más, llama a la alarma.
No deberían caerse mentalmente los mejores futbolistas del país en su categoría, por jugar bajo la presencia de sus familiares.
¿Qué hubiera sucedido entonces con la Selección Nacional Femenina en el Mundial que se celebró en nuestro país?
Aquel grupo de chiquillas cautivó a la afición desde el primer partido, jugó a estadio lleno, con todas las familias en las gradas, y esas “güilas” acapararon los medios de comunicación deportivos que se volcaron a apoyarlas con titulares, entrevistas, fotos y portadas.
Contrario a lo que manifestó Marcelo Herrera de sus dirigidos, las seleccionadas criollas se sintieron estimuladas por tanto apoyo, por el fervor patriótico de los aficionados, elevaron su rendimiento y se jugaron un Mundial emotivamente memorable.
Ahora, las seleccionadas no cargaban la presión de clasificarse, que sí la cargan los discípulos del “Popeye”. Pero, no clasificarse con el formato de este Pre Mundial, sería el colmo de la ineficiencia, si pasan a la segunda ronda dos de cada grupo de tres.
Quienes fuimos fanáticos de los “Carasucias” de Juan José Gámez; seguidores empedernidos de los juveniles de Ronald González en Egipto, equipos bravíos, repletos de sangre y agallas, que derribaron mitos y vencieron a los grandes, no podemos asimilar esta flojera mental que nos argumenta don Marcelo, porque a esas edades los jóvenes, todo lo contrario a lo que sucede en el grupo, deberían envalentonarse con el apoyo de prensa y familia y no achicarse como se anuncia.
[email protected]