Gaetano Pandolfo

Gaetano Pandolfo

Enviar
Viernes 17 Febrero, 2017

Derrotas catastróficas en la Champions

Keylor Navas carga con el peso de ser el portero titular del Real Madrid, el club más mediático del mundo al que no se le perdona nada.
Sus colegas del Barcelona y el Arsenal recibieron anotaciones en cantidad generosa y nadie dijo nada, en cambio, al compatriota lo vuelven a crucificar por un error de colocación en el único gol del Nápoles, a pesar de que los merengues triunfaron con comodidad.


Y hablando de la Liga de Campeones, esas palizas del PSG al Barcelona y del Bayern Múnich al Arsenal son atípicas, dado que en clubes de ese nivel se suponen fuerzas más equilibradas que no arrojen resultados tan desproporcionados.
Las derrotas de catalanes e ingleses fueron humillantes, por el resultado final de los juegos y por lo mal que se vieron este par de equipos, sobre todo en el segundo tiempo de sus respectivos partidos.
Tanto el París Saint Germain como los bávaros, aplastaron a los discípulos de Luis Enrique y Arsene Wenger sin miseria, desnudándolos y exhibiéndolos con una pobreza futbolística que tuvo signos de debacle. Esos marcadores de 4-0 y 5-1 en juegos de ida de Champions en segunda ronda no son normales y todo hace indicar que el pase a cuartos del Bayern Múnich y el PSG está definido.
En cuanto al Real Madrid y Nápoles, como seguidor de los napolitanos en esta serie, me volvió a molestar la alineación del equipo del sur de Italia, repleta de extranjeros. Los clubes grandes del calcio, con excepción de la Juventus y ahora un poco menos el Milán, parecen las Naciones Unidas. Uno o dos locales y nueve foráneos, la mayoría del centro de Europa, latinos de segundo nivel y cero estrellas de primer mundo.
Después del sorpresivo gol de Lorenzo Insigne que sorprendió a Navas muy adelantado, el Real Madrid tuvo la virtud de empatar el juego temprano con el remate de cabeza de Benzema y se acomodó el juego a su antojo ante un Nápoles muy limitado.
Como es costumbre en su campaña abierta y descarada para separar a Keylor Navas del Real Madrid, el diario “Marca” hace añicos al tico por ese error, y lo repetimos, dejan en paz al portero del Barcelona, Ter Stergen y al del Arsenal, David Ospina, a pesar de las goleadas que recibieron.
El 3-1 a favor de la Casa Blanca ante los napolitanos es un resultado normal, tanto como el triunfo 1-0 del Benfica sobre el Borussia Dortmund. Veremos que nos depara la jornada de la próxima semana.
[email protected]