Logo La República

Martes, 18 de diciembre de 2018



NOTA DE TANO


Nota de Tano

Gaetano Pandolfo [email protected] | Viernes 03 febrero, 2017


Al E.T. le dijeron una cosa pero él comprobó otra

Si un extraterrestre aterriza este fin de semana en el Estadio Nacional y le pregunta al primer tico que se encuentra, cuáles son los equipos grandes y tradicionales del fútbol costarricense, al escuchar la respuesta y luego instalado en la habitación de su hotel, repasa la clasificación del Verano, dirá que lo agarraron de maje.
Saprissa campeón nacional, Herediano subcampeón, Alajuelense con la mitad del país a su favor y Cartaginés, leyenda y tradición, fueron los nombres de los clubes que le dio el compatriota. El E.T. mira la tabla de posiciones y observa que los tres primeros clasificados son Santos, Pérez Zeledón y Limón. ¿Entonces?
Habría que explicarle al pequeño monstruo que antes de empezar el campeonato, Horizonte Morado vendió a varias de sus principales figuras y le cedió al seleccionado otras y que el Team pensó que tenía nómina suficiente para ceder a la Tricolor a siete de sus jugadores titulares, y que viajarán a hacer el ridículo en la UNCAF con el resto del grupo y narrarle al simpático personaje la actualidad de la Liga y lo que siempre le sucede al Cartaginés, capaz de humillar al Saprissa y enseguida derretirse como mantequilla al horno ante rival supuestamente inferior.
Entienda, comprenda o ignore el extraterrestre las explicaciones de cada caso, los que no pueden ignorar la actual situación con discursos y excusas baratas son los directores técnicos de los cuatro grandes, todos en carreras y contra las cuerdas cuando ya se jugó un poco más de la mitad de la primera vuelta del Verano.
Saprissa no arranca; Herediano no carbura; Alajuelense todavía no sabe si va para arriba o para abajo; Cartaginés es capaz de cualquier cosa.
Entonces, el mejor equipo del campeonato es el que lo lidera, un Santos que ya avisó que está para alcanzar altas metas en el Invierno anterior cuando se filtró a la cuadrangular y la terminó con decoro y hoy es puntero, de nuevo jugando muy bien al fútbol con una de las cinturas mejor coordinadas, lúcidas y panorámicas de nuestro torneo.
Si Johnny Chaves mantiene a sus discípulos con los pies firmes sobre el zacate, los guapileños de nuevo serán protagonistas y mínimo, uno de los cuatro “consagrados” verá la siguiente cuadrangular por la televisión.
[email protected]