Logo La República

Martes, 20 de agosto de 2019



NOTA DE TANO


NOTA DE TANO

Gaetano Pandolfo [email protected] | Miércoles 03 junio, 2009




A pesar de los buenos resultados que ha cosechado la Selección Nacional en la eliminatoria, en tanto ha ganado los dos partidos como local, que le valen el segundo puesto de la hexagonal, existen dudas e incertidumbres sobre el desempeño que pueda tener la tricolor para el compromiso de esta noche frente a Estados Unidos.
Aunque la estadística es contundente a favor del anfitrión en los partidos en casa, sedes donde los estadounidenses se derriten y no ganan, el comportamiento de los discípulos de Rodrigo Kenton, no solo en el Estadio Azteca donde cayeron ante un rival asustado y limitado, sino y sobre todo, por el flojo desempeño que se exhibió contra El Salvador aquí, al que doblamos dramáticamente cuando entre Carlos Hernández y Walter Centeno finalmente amarraron una buena acción, deja abiertas varias interrogantes.
Notamos en el entorno un ambiente triunfalista de los fanáticos, pero mucho más cautela, prudencia y hasta temor en el aficionado equilibrado. Son muchos los costarricenses que presagian una derrota de la Selección Nacional en el Saprissa.
Nosotros, esta vez estamos del lado de los fanáticos, seguramente ilusionados por la buena mano de obra de la que dispone el cuerpo técnico, que ojalá la sepa alinear y orientar hacia un juego rápido, dinámico, inteligente y de buena transición.
Ya los analistas criollos nos informaron de que a Estados Unidos se le gana con toque y velocidad a ras del piso; en altura, potencia, táctica y juego práctico ellos son superiores y por mucho, de manera que todo pinta para que Kenton aproveche la técnica de varios de sus futbolistas y abandone para hoy el fútbol de derroche físico.
Sentimos que a los gigantes de la visita se les puede mover con un fútbol veloz que salga del medio campo hacia adelante, con figuras como Armando Alonso, Cristian Bolaños, Pablo Brenes, Esteban Sirias y Bryan Ruiz, porque en retaguardia no se va a romper el binomio Michael Umaña y Freddy Fernández por el centro, auxiliados en los costados por Harold Wallace y Junior Díaz, dos carrileros veloces que pueden desde atrás, arrancar con vértigo el tren. Sabemos que el conductor de la máquina será Centeno y en la portería, puede que la eliminación temprana del Saprissa atente contra los intereses de Keylor Navas en la titularidad, para dar paso de nuevo a Ricardo González, más activo en las últimas horas.
Otro tipo de jugadores con otro perfil; más fuertes y potentes, casos de Celso Borges, Carlos Hernández, Andy Furtado y Alvaro Saborío podrían tener asignadas funciones tácticas más específicas, pero somos del criterio que para esta noche, Costa Rica saldría ganando si Kenton se decide por una formación rápida y liviana que pueda marear y transitar por la calle de la amargura a los no muy rápidos pupilos de Bob Bradley.

[email protected]