Gaetano Pandolfo

Gaetano Pandolfo

Enviar
Lunes 4 Mayo, 2009



Cartaginés y Puntarenas fueron las víctimas de la última jornada; metidos estos dos equipos en la olla de los seis que entraron a la fecha 16 con posibilidades aritméticas de sobrevivir, finalmente sucumbieron: el Puerto, goleado en el Cuty Monge por Brujas y los brumosos, consecuencia de una combinación de resultados que finalmente le dieron a Pérez Zeledón la clasificación.
Cartaginés empató 0-0 en el Saprissa y los guerreros golearon a los celestes con el marcador exacto que necesitaban (4-0) para clasificar.
Desde luego que los cuatro goles que los generaleños les colgaron a los estudiantes en solo 40 minutos, el último a tres del cierre, provocaron todo tipo de reacciones del cuerpo técnico brumoso; ayer Juan Luis Hernández se dio gusto especulando y murmurando sobre la goleada de los peseteros, pero lo que es cierto es que su equipo tuvo la clasificación en su poder durante 180 minutos, pero no tuvo la capacidad de doblegar, primero a la UCR en Guadalupe y ayer al Saprissa, misión esta mucho más difícil.
Le fallaron los cálculos al estratega español que se apuntó al empate en Tibás, esperanzado en que Pérez no goleara a la UCR, pero sí la goleó.
Conocida la pública rivalidad entre Hernández Fuertes y la dirigencia del equipo estudiantil, ese 4-0 justo y exacto que eliminó al Cartaginés dará mucho de qué hablar, máxime conociendo la briosa personalidad del entrenador de la Vieja Metrópoli.
Para empezar, ya ayer al término del juego entre morados y brumosos, los calificativos de la fanaticada cartaga hacia el cuerpo técnico de la UCR resultan impublicables.
El Grupo A que era el caliente, confirmó a Brujas y a Liberia Mía en el primero y segundo puesto tras sus triunfos de ayer frente a Puntarenas y Carmelita y Ramonense logró una justa clasificación, doblegando al joven equipo de la Liga que fue a un partido de trámite.
Los tiburones entregaron su clasificación en el Cuty Monge y los poetas la amarraron en el Rosabal Cordero, por cierto, cuyos propietarios fueron apaleados en San Carlos para afincarlos en el segundo lugar, pero ahora, el “team” florense lleno de dudas para los cuartos de final.
Herediano se cae en el peor momento y aunque Ronald Mora exprese que aquí no ha pasado nada, la verdad que el desenvolvimiento del equipo en los últimos dos partidos llama a preocupación.
Así las cosas, Brujas y Saprissa van directo a las semifinales como líderes de grupo, quedan a la espera y se cruzan en una serie Pérez Zeledón contra Liberia Mía y en la otra Ramonense frente a Herediano, ambas de pronóstico reservado, aunque en el papel luzcan favoritos los ocupantes del segundo lugar en la tabla: liberianos y florenses, respectivamente.
Cabe resaltar al término de la primera fase del Verano, no solo la sorpresiva eliminación del Alajuelense uno de los grandes del torneo local, sino también el repunte de Brujas, un equipo que vino de menos a más y que se creció en la segunda mitad del certamen.
El primer lugar de los hechiceros y la clasificación de Liberia Mía, son telegramas claros de que al fútbol criollo empiezan a asomarse otro par de futuros grandes.

[email protected]