Gaetano Pandolfo

Gaetano Pandolfo

Enviar
Jueves 23 Abril, 2009

NOTA DE TANO


La derrota de Brujas ayer ante Saprissa les cayó de perlas a Ramonense y Puntarenas que ahora empatan con los hechiceros con 20 puntos el segundo lugar del Grupo A, e incluso de carambola también el traspié benefició al líder Liberia que se quedó solito en la cúspide, cuando pudo ser sobrepasado por los discípulos de Mauricio Wright en caso de que hincaran a los morados.
El calendario entonces nos presenta el domingo un choque de campanillas entre brujos y poetas en el Cuty Monge, que puede perfectamente sacar a alguno de los dos de la segunda fase. Además, el Puerto recibe a Liberia con posibilidad aritmética de sobrepasarlo.
No deja de ser curioso detenerse un instante a meditar qué pasaría con un Brujas-Ramonense en estas circunstancias, si los hechiceros contaran con la mitad de seguidores que suma el Saprissa o con aficiones numerosas como las de la Liga y Herediano.
¿Se imaginan el llenazo en Desamparados?
Sin embargo, Brujas jugará entre familia, frente a un reducido número de fanáticos ramonenses que irán a acompañar a su sorpresivo equipo.
Este Brujas-Ramonense por lo que define, debería jugarse a estadio repleto, pero esto no se dará. En este sentido cabe aplaudir el esfuerzo de dirigentes como Minor Vargas, Eladio Villalta, Alvaro “Chino” Rodríguez y otros empresarios que sostienen financieramente a un club que como Brujas, pocos saben cómo sobrevive económicamente sin aficionados.
También rescatar en sentido negativo el hecho de que Brujas cae de nuevo ante uno de los grandes, lo cual lo sentencia a ser un equipo con techo. La estadística contra Saprissa, Herediano y Alajuelense lo hunde.
Saprissa simplemente despacha a otro rival que se supone de peso; lo derrota en su propio territorio sin mayores dificultades y la victoria es sonora en cuanto les permite a los campeones apropiarse del primer lugar del Grupo B con la misma cantidad de unidades que el Herediano, pero con mejor gol diferencia, cuando a la primera fase le restan dos fechas. En la penúltima jornada los dos serán locales, Saprissa espera a San Carlos y Herediano a Pérez Zeledón, este último de capa caída en el cierre de la etapa con tres derrotas en fila que lo sacaron de puestos clasificatorios.
Es impactante la rutina victoriosa del Saprissa; cómo los morados pasean su superioridad a lo ancho y largo de los campos de juego y se instalan con facilidad pasmosa de cara a la conquista de un nuevo gallardete.
Quizá, como lo analizamos ayer, será el lema de la canción de los heredianos, aquella que dice “ ninguno pudo con él; ninguno pudo con él, con el equipo Herediano, ninguno pudo con él”, el único que podría doblar la resistencia del Saprissa.
El problema es que las canciones no juegan.

[email protected]