Logo La República

Sábado, 15 de diciembre de 2018



NOTA DE TANO


NOTA DE TANO

Gaetano Pandolfo [email protected] | Viernes 27 marzo, 2009


NOTA DE TANO


Si fuera Rodrigo Kenton pongo a Ricardo González a atajar contra México; he leído con detenimiento las manifestaciones de más de 15 porteros que en su momento lo fueron de la tricolor y la mayoría se inclina por la madurez y la experiencia del “viejo treintañero”.
Nadie duda de las capacidades del joven Keylor Navas y solo Mario “Flaco” Pérez, aquella leyenda del Deportivo Saprissa, fue categórico en que contra México debe atajar Adrián de Lemos por ser el único de los tres que suma continuidad.
Parece que Kenton debe dejar a uno de los tres porteros en tierra criolla y esto se conocerá en las próximas horas. Lo relevante es que la afición confía en los tres; cada quien tiene su preferido por diversas razones, pero este es un departamento donde el fútbol de Costa Rica siempre ha tenido enormes figuras, desde Evaristo Murillo, gloria tica en el fútbol mexicano; la tripleta inolvidable de la década 50-60, con el Flaco, Carlos y Hernán Alvarado; aquel binomio espectacular de Alejandro González y Marco Antonio Rojas; el inolvidable Didier Gutiérrez y muchos de la nueva era, incluyendo los mundialistas de Italia, Corea y Alemania y los de hoy.
En este monumental reguero de tinta, voz e imagen que la prensa deportiva de los dos países, exageradamente ha inflado más de la cuenta el choque del sábado, una real preocupación para el seleccionado nacional es la ausencia de Walter Centeno.
Paté es una figura clave en el engranaje de la tricolor y nos va a hacer muchísima falta en el Azteca; si hay un partido o un rival donde la presencia de Centeno se torna indispensable, es contra México. Las circunstancias del juego, su entorno actual, la obligación de triunfo del anfitrión combinada con la gran posibilidad que asume Costa Rica, de buscar un resultado digno donde el empate es gran negocio, obliga a contar con un futbolista que sepa esconder la pelota. Centeno es especialista en querer llevársela para su casa; aparte, sus diez compañeros, mientras juegan, saben que el 10 está ahí y que le pueden dar la bola para que la proteja y, fundamental, los proteja también a ellos. Asunto vital.
Pero, ese hombre no estará ahí y va a hacer mucha falta.
Kenton lo va a sustituir por Pupy López y con ello dará otra cara a la cintura nacional. Lo que pasa es que el fútbol de López es muy distinto al de Walter; claro que vamos a mejorar en marca, pero… ¿quién retarda la acción?
No puedo dejar de pensar que don Rodrigo nos tenga una sorpresita guardada por ahí y como no conozco aún quiénes se quedan en casa, me aventuro a especular que el jugador que mejor puede hacer el trabajo de jugar al escondite en el partido, es Josimar.
¿Josimar, Celso, Pupy y Ruiz en la cintura?
Se nos antoja muy liviana, pero…

[email protected]