Gaetano Pandolfo

Gaetano Pandolfo

Enviar
Martes 2 Septiembre, 2008

Nota de Tano


¿Por qué si Costa Rica consigue exportar defensas como Gonzalo Segares, Gabriel Badilla, Luis Marín, Gilberto Martínez, Roy Miller, Carlos Johnson y Júnior Díaz, entre otros, en cambio no ha sido posible colocar internacionalmente a los mejores porteros del país?
También hay mediocampistas de todos los tipos, recuperadores, mixtos, enganches, creativos y ofensivos en varias ligas extranjeras; basta con repasar nombres como los de José Luis López, Randall Azofeifa, Carlos Hernández, Bryan Ruiz y Oscar Rojas, pero curiosamente no aparecen guardametas.
Los goles de Alvaro Saborío han de celebrarlos en Suiza con buenas tajadas del que se dice es el mejor queso del mundo, así como los chinitos disfrutan con buen “chop suey” los tantos de Erick Scott y los alemanes brindaron con cerveza los de Froylan Ledezma, Winston Parks, Andy Herron, Rolando Fonseca y Andy Furtado también sacuden redes foráneas. Pero no hay porteros afuera.
Ciertamente Fernando Patterson jugó muchas temporadas en Guatemala, pero la verdad nunca se le consideró “seleccionable”, ni siquiera cuando retornó para defender la puerta del Cartaginés, puesto que fue rápidamente desplazado por el entonces desconocido Wardy Alfaro.
Entonces Patterson volvió a Guatemala para seguir bajo los palos de equipos de los considerados pequeños, mérito insuficiente para ser un serio candidato a la tricolor.
Así que volvemos al comienzo, ¿por qué se puede llenar una convocatoria a la Selección Nacional con mal llamados legionarios en todos los puestos, salvo en la portería?
Todo indica que no tenemos porteros de exportación. Lo dicen los hechos.
Dos de los más prometedores juveniles salieron del país a probar suerte en las ligas española y argentina y no se pudieron quedar allá.
Por algo será que el titular en el Mundial Sub20 de Canadá 2007 —Alfonso Quesada— tuvo que volver al país y convertirse en el suplente de la Universidad de Costa Rica, aunque ahora esté actuando tras la lesión del estelar Osvaldo Quesada y hasta haya sido convocado por Rodrigo Kenton.
Tampoco Esteban Alvarado pasó la prueba en las inferiores del Boca Juniors y una vez en el país supimos que Saprissa se lo mandó a la “U”, donde pelea cupo con los dos Quesadas.
En mundiales de diferentes categorías han pasado Paul Mayorga, Hermidio Barrantes, Léster Morgan (qdDg), Fausto González, Greivin Cruz, Jairo Villegas, Pablo Quesada, Erick Lonnis, Francisco Porras y nada. Incluso muchos no se consolidaron localmente.
Pero claro, como suele suceder, hay una excepción que confirma la regla. Con una actuación inédita en toda su carrera, el Mundial de Italia 90 le permitió a Luis Gabelo Conejo ser esa excepción.
Consiguió un contrato en el exterior y jugó varias temporadas con aceptable suceso en el Albacete de España. ¿Qué tenía Gabelo que tantos porteros que lo han sucedido no? Mañana seguimos.

[email protected]