Gaetano Pandolfo

Gaetano Pandolfo

Enviar
Lunes 1 Septiembre, 2008

Nota de Tano

Gaetano Pandolfo
[email protected]

Cuántas vaciladas nos ha costado la comparación que hicimos tras la primera jornada del torneo de Invierno, cuando Herediano derrotó convincentemente a Brujas, lo que nos motivó a escribir que la media cancha de los florenses se nos asemejaba a la de España, campeona de la última Eurocopa.
Vinieron las tres derrotas seguidas de las huestes del elegantemente vestido Paulo Wanchope, el sufrido triunfo sobre Pérez Zeledón y el empate con sabor a derrota de ayer ante el Saprissa, durante el cual los morados jugaron buena parte del segundo tiempo con un hombre menos.
Pero a quienes nos vacilan les aclaramos que por distintas razones la cintura que aplastó a los hechiceros en la primera fecha no se ha repetido.
Primero se lesionó Marvin Angulo, y cuando volvió Bismark Acosta había cedido la titularidad en zona de contención al tractorcito Félix Montoya, quien es un enorme recuperador de balones, pero no aporta tanto en construcción como el indígena ex sancarleño.
Además, ni Cristian Blanco ni José Sánchez se han consolidado en la formación estelar, quizás porque el técnico del traje y la corbata se sintió presionado por las derrotas y se decidió a cambiar para ver si acaso le sonaba mejor la flauta.
Ahora Sánchez volvió al rol que tenía en la Universidad de Costa Rica como relevista, y esa forma de jugar a la “española” que tanto nos había agradado, no se ha podido repetir, de manera que quienes se han divertido a costa de nuestro comentario deberían revisar las alineaciones del “team” y constatarlo.
Ahora bien, para el tetracampeón Saprissa el 1-1 tampoco fue un resultado del todo reconfortante, puesto que en una semana perdió siete puntos de nueve disputados, aunque quizás los más dolorosos fueron los dos que se le escaparon como local ante Cartaginés —que no fue el “jamón” que muchos creían y ayer lo constató—, y los tres del miércoles en Liberia, cancha donde normalmente los morados suman.
Pero como suele ocurrir desde hace cuatro años, cada vez que los saprissistas sufren reveses, ahí está la Liga para disimulárselos. Ayer los “cachorrillos” de Marcelo Hugo Herrero mordieron el polvo, o mejor dicho la arena de la derrota en un descompuesto césped del Lito Pérez ante el Puntarenas FC de Javier Delgado.
Así terminó una semana difícil para los rojinegros que incluyó el papelón internacional de apenas empatar en el Morera Soto contra el desconocido Islanders de Puerto Rico por la Liga de Campeones de Concacaf.
De nuevo con los brumosos, habíamos adelantado que esa media cancha de jóvenes identificados con los colores azul y blanco daría de qué hablar, y Granados, Hidalgo, Montero, Mudarra y Madrigal lo ratificaron con una clara victoria sobre la “U”, y le mete presión a Ramonense en su partido de hoy ante Brujas, máxime que Carmelita también sumó en un poco común empate a cuatro goles ante Pérez Zeledón.