Gaetano Pandolfo

Gaetano Pandolfo

Enviar
Sábado 23 Agosto, 2008

NOTA DE TANO


La selección de Honduras estuvo a punto de filmar la segunda parte de la zaga “El Aztecazo”, pero el rollo se quedó sin película.
No se dónde se hubiera metido el faldero de Eriksson si el “Tri” muerde el polvo con los catrachos, para mi gusto el mejor seleccionado centroamericano cuando se lo propone, detalle que lamentablemente para sus fanáticos no se da muy a menudo.
Siempre que escribo del fútbol de Honduras me agrada compararlo con el espíritu de los limonenses, deportistas con capacidad para hincar a cualquiera en fútbol, baloncesto, atletismo, voleibol, boxeo etc. etc., pero solamente cuando les da la gana. Limón enchufado derrota a cualquiera pero no siempre se enchufa.
Honduras perdió una oportunidad dorada para meterse temprano en la cima de su cuadrangular y dar un bombazo en el bien llamado grupo de la muerte. Tuvo a México contra las cuerdas pero permitió la reacción de los anfitriones, de nuevo empujados por esas 120 mil almas que no paran de apoyar a su equipo en las gradas del impresionante coliseo, callado hace pocos años con los goles de Fonseca y Medford.
El par de goles de Pavel Pardo cortaron el chorro de críticas que hubieran inundado el escritorio del escandinavo Goran, quien aprende a hablar español a velocidad de vértigo, suponemos que con guapa traductora, porque al hombre con las bellas damas no le gusta hacerse el sueco.
Ojo en el grupo A con Trinidad y Tobago. La selección que entrena Pacho Maturana viene de vuelta después de sobrevivir a una etapa de clasificación complicada y en menos de una semana le clavó tres goles a El Salvador en partido amistoso y ahora le repitió la receta ya en la eliminatoria a Cuba. Seis goles en dos partidos hablan muy bien del ataque trinitense, equipo que en el papel se perfilaba como el más débil de ese grupo, donde Estados Unidos, vencedor de Guatemala con ayuda del juez, es claro favorito.
Chapines y cubanos tendrán que replantearse sus aspiraciones de clasificación apenas en el arranque de la eliminatoria, porque pocos esperaban ese triunfo tan categórico de los discípulos del Pacho, quien igual, está obligado a reivindicar su alicaído nombre.
Buen arranque de Jamaica que le empató a Canadá en cancha de este, y en la cuadrangular de los ticos, los de Surinam estarán lamentándose de dejar escapar una victoria que tenían en el bolsillo en su visita a Haití, cuando ganaban 2-0 a cinco minutos del final y permitieron el empate.
El triunfo más claro de la jornada inaugural lo obtiene Trinidad y Tobago; el más apretado, Costa Rica; el más discutido, Estados Unidos: el más dramático, México. Luego, dos empates que favorecen a la visita: Jamaica y Surinam, la derrota estrepitosa de Cuba; la agónica de El Salvador, la muy triste de Honduras y la injusta de Guatemala.
Y, ya, ya viene, la fecha dos, pegadita a la tres.

[email protected]