Gaetano Pandolfo

Gaetano Pandolfo

Enviar
Jueves 14 Agosto, 2008

NOTA DE TANO


Jorge Arturo Alvarado, ex dirigente olímpico, nos envió un comentario del que entresacamos los principales párrafos.
“Cuando uno ve la realidad de nuestro paupérrimo deporte, realidad que se está mostrando con toda su crudeza en los Juegos Olímpicos, en donde ninguno de nuestros simbólicos representantes tiene la mínima probabilidad, especialmente en deportes que se fundamentan en tiempos, aparte de otras variables, hay que preguntarse, ¿Quién engaña a quién?
Da lástima ver como se van a invertir más de 2.500 millones en unos juegos nacionales, que mal planificados no han producido nada positivo para el deporte. Pero: ¿Cómo se están preparando las autoridades deportivas gubernamentales y del Comité Olímpico Nacional para hacer frente a la participación del deporte costarricense en los Juegos Centroamericanos de 2009, Honduras, con los que se inicia un ciclo olímpico hasta 2012? ¿Se aprovecharán los juegos nacionales para establecer las eliminatorias en todos los niveles del deporte para de allí sacar las delegaciones que asistirán a los Centroamericanos?
Estuve viendo la carrera del ciclismo de ruta en la que participó el compatriota Henry Raabe. No puedo pensar en que nadie tuviera la capacidad de establecer que a este joven se le estaba mandando a la guerra con un arco y una flecha, a luchar contra las locomotoras del mundo del ciclismo.
Nunca me imaginé que fuera tan larga. Nunca me imaginé que cada país podía llevar más de un corredor. Siempre creí que cada país ponía en la lucha solo un representante. Asombro me causó la noticia de que el ciclista no llevaba entrenador, sino solo un mecánico, lo que es fatal, ambos debieron ir.
¿Tenía experiencia nuestro ciclista en carreras de tanta extensión y contra competidores de la elite del ciclismo mundial? ¿Tenía capacidad Raabe para pegarse y sostener el ritmo de alguno de esos grandes?
No puede un tercermundista del ciclismo luchar contra los superdesarrollados de ese deporte en las condiciones en que se mandó a la guerra a Raabe. Sin entrenador, con una asistencia improvisada y a jugársela contra todo, allí solito… el resultado habla por sí solo: descalificado.
Lamentablemente igual suerte tendrán los nadadores, el otro ciclista, el mismo Nery Brenes y el marchista. Todos estos tendrán que luchar contra los mejores del mundo y lo más difícil, contra los tiempos. Y algo parecido sufrirá la maratonista Traña… los tiempos de inscripción lo establecen… Los nadadores y Brenes tendrán hits eliminatorios, no uno, varios… esperemos que todos pasen, al menos del primero.
Analice los tiempos de 200 metros libre de nuestro competidor y compárelos con el ganador del oro… casi una piscina de diferencia. Qué lejos estamos en el deporte, con relación a la elite que llega a los Juegos Olímpicos”.

[email protected]