Logo La República

Jueves, 15 de noviembre de 2018



NOTA DE TANO


NOTA DE TANO

Gaetano Pandolfo [email protected] | Martes 29 julio, 2008


NOTA DE TANO


Aplausos para Paulo César Wanchope por su manera impecable de vestir.
Ayer, presentándose con traje entero y corbata a dirigir al Herediano en el caliente estadio desamparadeño, dio toda una lección a varios de sus colegas de profesión, que llegan a dirigir a sus equipos como si fueran a un día de campo y se ponen el primer trapo que se encuentran al lado de su cama.
No es agradable mirar a un director técnico dirigiendo en primera división en pantaloneta, y tampoco observarlo trabajar con jeans desteñidos por el uso, más propios para un pic nic. Wanchope, sin ninguna duda, dio ayer una lección de respeto al espectáculo y más que al espectáculo, a su propia investidura.
Y luego en la cancha, el novel entrenador también se lució como estratega porque guardando las lógicas distancias, presentó a un Herediano con mucha similitud en su dispositivo táctico a la Selección de España, campeona de la última Eurocopa.
¡Repasemos!
Bismark Acosta cumplió el papel de Marco Senna como volante recuperador, parado delante de los centrales (Jiménez y Solís aquí en Desampa), Puyol y Marchena en Suiza-Austria.
Una vez recuperado el balón, Senna se unía al famoso bloque de mediocampistas integrado por Xavi, Silva y Cesc, tres enanos endemoniados tocadores de balón, representados en la primera victoria del Herediano en el campeonato, por Cristian Blanco, Marvin Angulo y José Sánchez.
Fue muy interesante tácticamente mirar cómo Acosta se unía con Blanco por la derecha, mientras que por la izquierda, Leo González (Capdevilla) formaba un grupo de apoyo con Angulo y Sánchez que se escapó de las tenazas de Danny Fonseca, estadísticamente el mejor volante recuperador del fútbol nacional.
Incluso el novato César Calderón hizo lo mismo que Sergio Ramos en Europa. Marcar, sin subir.
Espero que me entiendan.
No estoy comparando al Herediano con la selección española, pero fue evidente que Wanchope en su planteamiento táctico, copió mucho del sistema que utilizó con notable éxito, Luis Aragonés.
¿Quién hizo el papel de David Villa?
Jonathan MacDonald, aunque en menor escala y Kenneth Vargas, digamos que fue el Niño Torres, por lo menos por el gol que anotó.
Todo esto que escribo se puede venir al suelo si repasamos que Ricardo González tuvo el triple de trabajo que su colega Carlos Díaz, pero al final del partido el Herediano lo tenía ganado 2-0 y es eso lo que hay que analizar.
¿Dónde estuvo la fortaleza del “team”?
En el talento de su medular; Paulo César montó su estrategia en el trabajo que le podían desempeñar Bismark Acosta como marca y recuperador y sus tres pequeños (de estatura) mediocampistas creativos: Blanco, Angulo y Sánchez que hicieron un trabajo muy bueno, porque la verdad, Ricardo Harris, Danny Fonseca y Osman López, los medios de marca hechiceros, sucumbieron.
Entonces: bien por Chope, por elegante e inteligente.

[email protected]