Logo La República

Domingo, 18 de noviembre de 2018



NOTA DE TANO


NOTA DE TANO

Gaetano Pandolfo [email protected] | Jueves 17 julio, 2008


NOTA DE TANO


Cuando Rodrigo Kenton dé su primera lista de jugadores convocados a la Selección Nacional, se va a destapar la caja de Pandora y desde luego los costarricenses nos podremos dar cuenta de por donde anda la cosa, específicamente si el Saprissa sigue como base de la tricolor.
Y dentro de la convocatoria, se podrá analizar un detalle bien interesante. El poder de decisión de Luis Diego Arnáez como brazo derecho del entrenador titular.
¿Por qué lo decimos?
Porque Hernán Medford descartó a los jugadores del Puntarenas a la hora de la verdad y del Alajuelense solo llamó a cuatro: Wardy, Wallace, Mambo y Montero. Otros de estos dos equipos, como Roberto Wong, Kurt Bernard, Pablo Herrera, Carlos Castro, entraron y salieron con igual facilidad de las numerosas convocatorias que hizo Hernán, sin llegar a consolidarse a la hora de las eliminatorias, Uncaf y Copa de Oro.
Si en la primera convocatoria de Kenton vemos rostros frescos tanto de Puntarenas como del Alajuelense, dos equipos que Luis Diego Arnáez se conoce de memoria, podremos deducir que el criterio del primer asistente técnico de la Selección Nacional tiene peso, porque la pura verdad, manudos y chuchequeros tienen en sus filas jugadores seleccionables que Medford descartó de plano para volcarse por un seleccionado de tinte morado, situación que tenía su lógica, pues son los jugadores que conoce y con los que triunfó como técnico en ese equipo.
Me parece que Rafael Núñez, Roberto Wong y Sherman Vázquez son tres zagueros que merecen una real oportunidad en la tricolor. Roberto fue citado varias veces por Hernán, pero no llegó a consolidarse, lo mismo que Freddy Fernández, porque a la hora buena fueron los morados Cordero, Drummond y Badilla los grandes protagonistas en defensa y después, Chalo Segares.
Este Vázquez es un defensor polifuncional que le juega al Puerto los cinco puestos con solvencia, los dos carriles y las tres posiciones centrales. Hoy en día la polifuncionalidad en un jugador es vital y Sherman tiene esa gran cualidad. Wong se merece dos o tres partidos como titular en la Sele y no presentarlo a brincos y saltos, y Núñez suma dos campañas con los tiburones tan dignas que la Liga volcó los ojos en él, sin éxito de pesca.
Hay que reactivar a Kevin Sancho, un futbolista interesantísimo, lleno de talento que se enfrió después de una primera cita a la Selección, totalmente fugaz. Recordamos que no pudo viajar con la Sele a un fogueo por un problema de pasaporte y de ahí desapareció —nos parece que injustamente—, de manera que es hora de que el fútbol criollo recupere a este talentoso mediocampista.
Kurt Bernard ya está entrenando; hay que insistir en Mario Camacho y volver los ojos a los jugadores del alto rendimiento de los tiburones, como José Garro, Emmanuel Campos y otros porque hay materia prima buena.

[email protected]