Gaetano Pandolfo

Gaetano Pandolfo

Enviar
Jueves 5 Junio, 2008

NOTA DE TANO


Para reflexionar.
Mejor dicho; para que reflexionen los deportistas que deberían de reflexionar.
La ex mujer del malogrado futbolista George Best, Alex Best, expresó ayer sus temores por la salud de Paul Gascoigne, ex jugador, entre otros clubes, del Tottenham Hotspur.
En una entrevista con GMTV, Alex Best comparó la situación que vive “Gazza” con la que atravesó su ex marido, ex internacional con la selección de Irlanda del Norte y leyenda del Manchester United y quien falleció el 25 de noviembre de 2005 a los 59 años aquejado de una infección de pulmón provocada por su desmedida adicción al alcohol.
Ante la situación en la que se encuentra Gascoigne, quien el pasado fin de semana tuvo que ser ingresado en un hospital, por segunda vez en lo que va del año, en aplicación de la Ley de Salud Mental, Best señaló que cuando vivía su ex, “la gente solía conducir durante kilómetros para ir al pub donde estaba él y ver cómo bebía, era una especie de circo”.
La modelo comentó que muchos de esos hinchas, si bien con buena intención, ofrecían copas al norirlandés sin darse cuenta de que lo perjudicaban al hacerlo.
“Es terrible ver cómo la gente que quieres, pasa por esto, pero al mismo tiempo, ¿qué puedes hacer tú?”, dijo.
La ex esposa del jugador del United indicó cómo los amigos y los familiares de George Best terminaron convirtiéndose en sus ‘enemigos’, al ser las personas que trataban de impedir al futbolista que continuara bebiendo.
Sobre Paul Gascoigne, Alex Best pidió “que todo el mundo lo apoye”.
Retornando por aquí, recientemente un jugador de Liga Deportiva Alajuelense dijo en una entrevista, que a él le gusta la fiesta y dio a entender que por ser de cuna pobre, como que tiene derecho a disfrutarla. Dio a entender que le ha costado mucho llegar adonde llegó y entonces, tiene justificación para celebrarlo.
Cuenta este ex seleccionado nacional, que uno de sus grandes amigos y compañero de equipo y de fiesta, caminaba descalzo desde su humilde casa hasta la parada de bus y de ahí al entrenamiento. Después, este futbolista triunfó, alcanzó la gloria y se dedicó a beber guaro, aparentemente, como afirma su amigo, con toda justificación.
¡Ese es el mensaje!
Como nos costó tanto llegar al estrellato, tenemos derecho a la fiesta y con esta manera de pensar y de pasar por la vida, de muchachos que juegan las finales del campeonato mayor de fútbol, son fichados en el extranjero y forman parte de la Selección Nacional, no es nada difícil analizar por qué nuestro deporte favorito está como está.
¿Cuál es la reacción de los dirigentes ante esto?
Ninguna, absolutamente ninguna.
Más bien se “matan” por fichar, renovar el contrato y aumentar el salario a jugadores que piensan así y se comportan así, de manera que ahí les dejamos las palabras de la ex mujer de George Best, para ver si acaso se pellizcan y empiezan a sanear el ambiente.

[email protected]