Gaetano Pandolfo

Gaetano Pandolfo

Enviar
Miércoles 4 Junio, 2008

NOTA DE TANO


Del señor Andrew Crawford, cédula 1-983-687, recibimos un comentario del que resumimos algunos conceptos.
“No soy experto en fútbol, pues la vida me ha llevado por las sendas del comercio internacional, carrera que me ha permitido conocer muchas culturas y economías, algunas mucho más desarrolladas que la nuestra, otras mucho menos. Deseo ejemplificar una mínima parte de las cosas buenas que he visto en otras naciones y que al menos de alguna manera he tratado de adaptar en mi vida.
Le pongo tres ejemplos rápidos que relaciono directamente con la crisis del fútbol que vivimos actualmente. En Corea del Sur, el valor que se le debe dar a la familia, particularmente a los adultos mayores; en India el desprendimiento a la materialidad que nos ofrece el mundo y en Alemania el sentido de emprendimiento y desarrollo empresarial.
Hablo en síntesis del endeble sistema de valores que actualmente rige nuestra sociedad, la codicia que impera ante todo hecho, en donde el fútbol no se escapa y la falta de visión de profesionales que tal vez sean muy buenos en los quehaceres diarios, pero de calificación 1 en temas de administración del fútbol. Siempre cuestionaré que haya tenido que venir un extranjero a enseñarnos a los ticos cómo se administra un equipo de fútbol.
Ahora le refuerzo lo comentado con ejemplos vistos el domingo anterior en el Morera Soto.
Los valores actuales los pudimos ver en las graderías al final del partido, cuando adolescentes que son el futuro de Costa Rica reflejó a jóvenes agresivos dándose de puñetazos con oficiales de la fuerza pública, estos, mal y poco organizados con respecto al manejo de este tipo de situaciones.
En cuanto a la codicia, la vimos en la actitud alajuelense, frente a la partida de su jugoso bono y su crónica de muerte anunciada… si ya no puedo ganar, y sin pensar en esos compañeros que también forman parte de la raquítica selección nacional, pues empezamos la agresión, los desquites, codazos, más puños y patadas mientras recordamos que la novela de codicia tuvo un calentamiento de previo a mitad de semana con el ‘gran ejemplo’ que les dieron nuestros administradores del fútbol a los niños de Costa Rica en entrevistas, dimes y diretes de un equipo a otro que no tienen nada que ver con la realidad y accionar de un deporte. La verdad muy triste.
Finalmente hago hincapié en el sentido de empresa.
Hasta que Liga Deportiva Alajuelense no deje el romanticismo comunitario pueblerino e histórico en que vive y se convierta en una empresa privada que tenga a un gerente corporativo que trabaje en áreas vitales y sobre la base de resultados cuantificables apuntando a mantener niveles de activos y pasivos sobre márgenes de rentabilidad y dividendos obtenidos en rendimientos accionarios, me permito informarle que el Deportivo Saprissa seguirá ganando durante muchos años más nuestro ya de por sí mal torneo de fútbol”.

[email protected]